Pasar al contenido principal
26/05/2018

Carga aérea en julio se mantuvo al alza

Redacción A21 / Miércoles, 6 Septiembre 2017 - 10:11

En julio pasado, la demanda de carga aérea confirmó la tendencia alcista para el sector en este año, ya que los volúmenes comerciales movilizados (medidos en toneladas-kilómetro transportadas, o FTK por sus siglas en inglés) registraron un incremento del 11.4 por ciento con respecto al mismo mes de 2016, de acuerdo con la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA).

En su reporte mensual, el organismo aéreo destacó que este aumento fue casi cuatro veces mayor que el 3.1 por ciento promedio de la última década.

Asimismo, julio fue el cuarto de los últimos cinco meses en presentar crecimiento de tráfico de carga a doble dígito (siendo el mayor el 14 por ciento de incremento interanual de marzo).

En tanto, el rendimiento financiero de la industria en el mismo mes fue significativo, ya que la capacidad de carga las aerolíneas (medida en toneladas-kilómetro disponibles, o AFTK por sus siglas en inglés) creció solo un 3.7 por ciento interanual, muy por debajo de la demanda.

Según IATA, estos resultados fueron consistentes con un repunte del comercio mundial, así como con el aumento de las exportaciones y una mayor confianza empresarial.

No obstante, aconsejó cautela a la industria pues el crecimiento en la demanda podría haber alcanzado su límite, ya que se ha observado una estabilización en la rotación de inventarios.

"Julio ha sido un mes excelente para el sector aéreo de carga. Por tercer mes consecutivo los volúmenes de carga superaron el incremento de los viajes aéreos. Si bien el pronóstico sigue siendo positivo, el ciclo alcista podría estar tocando techo", destacó Alexandre de Juniac, consejero delegado de la IATA

Regiones destacadas

El auge en la demanda de carga aérea se esparció hacia todas las regiones
, con los operadores africanos registrando el incremento interanual más alto (33.7 por ciento), principalmente impulsado por sus rutas comerciales hacia y desde Asia, que en la primera mitad del año han crecido hasta un 65 por ciento.

En el polo opuesto, Latinoamérica subió solo 5.8 por ciento año contra año, dado el complicado entorno político-económico que enfrenta la región, en particular Brasil, su mayor economía. Pese a ello, logró aumentar su capacidad en un 4.7 por ciento en el mismo periodo.

Por su parte, las regiones de Asia-Pacífico, Europa y Norteamérica –que acaparan un 81.6 por ciento de la cuota total del mercado– registraron incrementos interanuales en sus demandas del 11, 12.1 y 11.9 por ciento, respectivamente.

Facebook comments