Pasar al contenido principal
03/03/2024

La medicina se viste de avión

José Miguel Campillo / Jueves, 23 Noviembre 2023 - 01:00

Uno de los nichos menos conocidos y recurrentes en el sector aéreo es el de los vuelos MEDEVAC.

Si alguien enfermó o se accidentó en el extranjero y tiene que volar de regreso sin interrumpir sus cuidados médicos o viajar rápidamente a un centro hospitalario para un mejor tratamiento lejos de su ciudad, la solución pasa por los servicios de vuelos sanitarios en aviones medicalizados.

Este tipo de máquinas se comportan como ambulancias aéreas provistas de un equipamiento específico y de alta gama a imagen y semejanza de una Unidad de Cuidados Intensivos. El sector aéreo contempla los vuelos MEDEVAC o de Evacuación médica, trasladando a pacientes que se encuentran hospitalizados en lugares remotos o de baja calidad en atención y suministro médico.

También están los vuelos de repatriación en los que, por una situación de emergencia y lejos de su país, necesitan volver a su lugar de origen para estar cerca de su familia. Este sector se basa en varios pilares fundamentales que otorgan eficacia y garantía en un tipo de traslado tan delicado como es el de la medicina.

La aeromedicina consta de una seguridad exquisita; los aviones están equipados con la mejor tecnología, así como los profesionales sanitarios para que este tipo de traslados sean 100% seguros. Hay una operativa disponible 24/7 y una rapidez en la gestión acorde al tipo de servicio en cuestión.

Una de las prioridades en este tipo de traslado es la máxima atención en todas las fases del vuelo: desde que el paciente sube al avión hasta que es trasladado por la ambulancia al aeropuerto de destino.

La flota es variada para cada caso en cuestión, desde una Cessna pasando por un Gulfstream o Falcon. Dependiendo del tipo de paciente y la lejanía, se utiliza un tipo u otro de avión, con las comodidades médicas que requiere.

En definitiva, este sector que mueve una ingente cantidad de dinero cubre una necesidad específica esencial. Podemos decir que es un servicio de cama a cama o, lo que es lo mismo, un servicio que, desde que el paciente sale del hospital de origen hasta el de destino, es como si no se moviera de la habitación. Eso conlleva una excelencia difícil de igualar.

“Los  artículos firmados  son  responsabilidad  exclusiva  de  sus  autores  y  pueden  o  no reflejar  el  criterio  de  A21”

 

Facebook comments