Pasar al contenido principal
09/12/2021

Necesario redoblar esfuerzos para eficientar transporte aéreo

Redacción A21 / Martes, 5 Octubre 2021 - 20:14
Se necesitan de importantes inversiones para lograr una aviación con altos niveles de seguridad y eficiencia

Si el gobierno federal está interesado en contar con un sistema de transporte aéreo seguro, es necesario que intensifique los esfuerzos y se realicen importantes inversiones para gestionar los riesgos asociados al desempeño humano y prever de manera proactiva las necesidades que deben ser cubiertas para lograr una aviación con altos niveles de seguridad y eficiencia, sin embargo, esto sería imposible en el futuro Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles, dadas las medidas de austeridad, dijo Pablo Casas Lías, abogado especialista en Derecho Aeronáutico.

Agregó que el aeródromo, al ser de uso civil/militar, podría aumentar los riesgos a la seguridad operacional en caso de que se superen los avances reglamentarios y de infraestructura, pues, al momento, no se tiene la tecnología para realizar vuelos basados en el desempeño, además de que no se ha previsto una partida presupuestaria para el despliegue de la tecnología de Navegación Basada en el Rendimiento.

“El actual des-diseño del espacio aéreo mexicano realizado para dar entrada a operaciones aéreas en Santa Lucía, presenta un inmenso problema más allá del presupuesto que se dedique a ese despropósito, la reglamentación internacional”, dijo Casas Lías.

No obstante, se podría dar una mayor flexibilidad al espacio aéreo mediante la coordinación  las operaciones civiles y militares simultáneas. De acuerdo con Casas Lías, existe una tendencia mundial encabezada por la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI), en la que se busca permitir el uso flexible de espacios aéreos segregados junto para los vuelos civiles. 

En México se podrá considerar la flexibilización del espacio aéreo nacional, permitiendo las operaciones civiles y militares simultáneas y sin la necesidad de segmentación, una vez que el Sistema Aeroportuario Metropolitano (integrado por los aeropuertos de la Ciudad de México, de Toluca, y el Felipe Ángeles) cumpla con las condiciones técnicas, de inversión, de personal capacitado y de tecnología requeridas por los reguladores, explicó el abogado.

Las operaciones aéreas que tenemos en el país se reducen a actividades de instrucción militar, a shows aéreos en días festivos, actividades de búsqueda y salvamento y atención a desastres, ya que México no tiene una aviación bélica.

“Bajo la coordinación entre los entes civiles y militares, con vistas al establecimiento de la debida separación reglamentaria entre vuelos civiles y militares, se reduciría la necesidad de segregación permanente del espacio aéreo”, dijo el experto.

Mediante el uso de este espacio aéreo se podrían ofrecer más posibilidades de rutas, reducir la congestión en las rutas troncales y puntos de cruce, además de que al deducir las longitudes de los vuelos se ahorraría combustible. No obstante, algunas actividades como las militares, de seguridad nacional, de Estado, espaciales o especiales, seguirán siendo incompatibles con la aviación civil.

En este sentido, el compartimiento óptimo del espacio aéreo coordinado entre las autoridades civiles y militares para establecer una debida separación reglamentaria entre los vuelos de cada sector, traería una reducción de la necesidad de segregación permanente del espacio aéreo, dijo Casas Lías.

Facebook comments