Pasar al contenido principal
14/08/2018

Volando después de una cirugía

Octavio Amezcua / Miércoles, 15 Marzo 2017 - 08:25

Antes que nada, debo mencionar que se están proporcionando estas recomendaciones como una guía de referencia para subrayar los riesgos que puedan tener los pasajeros aéreos después de haber tenido una cirugía. Sugiero que los viajantes acudan a sus médicos para cerciorarse de que pueden viajar en aeronaves inmediatamente después de haber tenido operaciones.

Debemos tomar en cuenta que la cirugía seguramente afectará su capacidad física y psicológica para resistir el tráfico aeroportuario, su tolerancia a turbulencias y el nivel de comodidad en un asiento, especialmente si está localizado en la clase turista.

Los factores descritos a continuación deben ser considerados y entendidos antes de optar de viajar por avión. Por otra parte, la mayoría de las aerolíneas proveen formatos tanto informativos como legales al respecto; éstos últimos pueden llenarse en compañía de su médico tratante y deben tomarse en serio, ya que es un requisito OBLIGATORIO (pues en general se trata de documentos que deslindan a la aerolínea de su integridad por la condición médica específica). De no entregarse debidamente, se le puede negar el acceso al vuelo.

Estos son los parámetros de cirugías que establecen las aerolíneas para que los clientes puedan volar:

- 1-2 días: Cirugía artroscópica (por laparoscopía).
- 1-2 días: Después de aplicar un molde de yeso; si ambas piernas se encuentran enyesadas, es probable que no se le permita a usted volar.
- 1-2 días: Catarata o cirugía láser corneal sin complicaciones; 10 días: cirugía con complicaciones.
- 4-5 días: Después de una cirugía abierta simple (por ejemplo, cirugía de muñeca o la mano).
- 4-5 días: Cirugía Abdominal simple; 10 días: Cirugía abdominal complicada (con penetración a cavidad abdominal).
- 7-10 días: Cirugía post stent o angioplastía de corazón, siempre que no haya existido ninguna complicación.
- 10 días: Cirugía de tórax (incluyendo injerto de bypass coronario), siempre que no haya existido ninguna complicación.
- 14 días: Cirugía abierta compleja (por ejemplo, cirugía de reemplazo articular de hombro, o cirugía abierta de abdomen complicada).
- 14 días: Después de una cirugía para estabilizar una fractura (hueso roto).
- 3 meses: Después de reemplazo total de cadera (resulta muy importante tomar precauciones para minimizar el riesgo de luxación de la cadera en las primeras 6 semanas después de la cirugía y puedo asegurar que los requerimientos no pueden satisfacerse en asientos de clase económica).
- 6 semanas: Cerebro o Neurocirugía.
- 6 semanas: Desprendimiento de retina.
- 3 meses: Cirugía pulmonar.

Debe tomarse en cuenta que una cirugía y/o un hueso roto también afectarán su capacidad para tolerar la turbulencia y dónde uno puede sentarse en un avión (uno no podrá sentarse, ni se le dará permiso, al costado de las salidas de emergencia, ya que estos asientos tienen más espacio para las piernas. En caso de una emergencia, esa persona bloquearía el acceso a las salidas de emergencia); se deben considerar la asignación de asientos antes de reservar su asiento y abordar el avión.

También aplican ciertas restricciones para los pasajeros que vuelen con ciertas condiciones médicas. Algunas pautas generales son:

·Colonoscopia: 1 día, siempre que no haya existido ninguna complicación.
·Insuficiencia cardiaca: la mayoría de las personas que tienen insuficiencia cardíaca pueden volar si su condición sea estable y sea controlada con tratamiento.
·Marcapasos: las personas que han tenido un marcapasos o un desfibrilador cardiaco implantable (ICD por sus siglas en inglés) podrán viajar sin problemas una vez que se encuentren médicamente estables.

Consideraciones antes de tomar un vuelo si usted ha tenido cualquier tipo de cirugía mayor:

Es recomendable que antes de reservar su vuelo, que se ponga en contacto con su aerolínea para consultar las posibles restricciones que pudiera tener y solicitar cualquier ayuda que requiera. Tome en cuenta que cada aerolínea tiene sus normas sobre volar después de una cirugía, especialmente si usted ha tenido cirugía compleja. También compruebe las restricciones de equipaje de mano con su compañía aérea, especialmente si requiere de algún equipo adicional o medicamentos en cierta cantidad. Como ya se mencionó anteriormente, ninguna línea aérea le permitirá sentarse a lado de las salidas de emergencia. Si por error lo llegaran a permitir, usted debe indicarles su condición y no ocupar este asiento.

Es factible que los usuarios tengan que comprar un asiento adicional (o asiento de una mejor clase) si no puede sentarse en posición normal (es decir que no pueda doblar sus rodillas). Revise también su póliza de seguro de viaje con cuidado, ya que es factible que necesite informar a la compañía de seguros que usted ha tenido recientemente una cirugía, aunque esto posiblemente aumente el costo de su póliza (de no hacerlo, el seguro se hará invalido).

Aunque abordaré el tema de los medicamentos permitidos en aviones en otro artículo, les adelanto que es necesario comprobar que reglas aplican para los medicamentos que carguen los pasajeros. Cada país tiene normas y regulaciones específicas sobre qué tipos de medicamentos pueden introducirse a sus territorios y las cantidades permitidas. De hecho, es muy factible que algunos medicamentos que no sean controlados en un país y no tengan la misma categorización en otro.

Es una muy buena idea viajar con una receta de su médico donde se describa a detalle su tratamiento, incluyendo los nombres genéricos de los medicamentos ya que resulta común que los medicamentos cambien de nombre en diferentes países. Como mencioné desde un principio, seguramente la compañía aérea le solicitará una carta responsiva firmada por su médico para deslindarse de un percance legal.

Consejos generales:

- Antes de volar, empaque con suficiente antelación.
- Trate de conciliar un buen sueño antes de su vuelo.
- Use ropa cómoda en el avión.
- Compruebe las políticas de equipaje de mano de su compañía aérea.
- Si usted viaja con niños, traiga juguetes, juegos y libros en su equipaje de mano para entretenerlos durante el vuelo (tenga en cuenta que no podrá atenderlos como acostumbra).
- Si usted tiene antecedentes de mareos o está tomando medicamentos que pueden causar efectos secundarios como náuseas o vómitos, platique con su médico acerca de medicamentos que contrarresten el malestar.
- Si usted piensa que está en riesgo de desarrollar trombosis venosa profunda (TVP), consulte a su médico antes de viajar. Como ya lo vimos hace algunas semanas, puede recomendarse el uso de medias de compresión durante su vuelo o algún medicamento anticoagulante.
- Planifique su ruta al aeropuerto. Verifique los estacionamientos y sus distancias al mostrador (no dude en solicitar una silla con ruedas si la requiere); incluso, consulte las noticias antes de salir y permítase suficiente tiempo para llegar al aeropuerto.

En caso de que uno use un molde de yeso, se corre el riesgo de hinchazón, lo cual puede afectar su circulación sanguínea. En caso de tener un molde completo en un miembro, ya sea superior o inferior, este debe dividirse (seccionarse) antes de volar. La mayoría de las líneas aéreas le permiten volar dentro de las 24 horas de aplicado un molde de yeso si su vuelo es de menos de 2 horas de duración y 48 horas para vuelos más largos.

Si usted vuela dentro de un margen de 24 a 48 horas de que le haya sido colocado un molde de yeso, su compañía aérea puede requerir que se seccione el molde a lo largo de toda su longitud para evitar problemas con su circulación. Para evitar problemas y demoras, pregunte a su compañía aérea y a su médico antes de su vuelo si pueden gestionar un reemplazo del molde al llegar a su destino. Por último, si el yeso cubre la rodilla, el pasajero no será capaz de doblarla, por lo que necesitará hacer los arreglos de asientos especiales. Bajo estas circunstancias, muchas líneas aéreas le pedirán que adquiera un asientos adicional. No dude en solicitar ayuda si tiene un molde de yeso en su pierna y necesita desplazarse en una silla de ruedas en el aeropuerto para bajar y subir al avión. Generalmente, no hay cargo adicional por este servicio.

Facebook comments