Pasar al contenido principal
20/07/2018

Avianca, línea aérea colombiana en problemas

Gonzalo Carrasco / Miércoles, 15 Noviembre 2017 - 11:13

http://a21.com.mx/sites/default/files/a21_problemas_.jpg

Qué difícil es opinar sobre estos temas: Sin embargo, no es justo que se eludan por quienes alguna vez nos ostentamos como trabajadores del medio. En México sufrimos dos procesos de huelga con las dos empresas más grandes del país, una fue en 1988 y le tocó a Aeroméxico, el resultado fue una quiebra estrepitosa que nos dejó sin empleo a más de 400 pilotos; la otra se dio con Mexicana de Aviación, esto ocurrió en el 2010, aún se encuentra en proceso de liquidación pero el hecho es que la empresa no opera desde el año señalado, la quiebra es un hecho.

La primera fue por exceso de personal y de transas de políticos y, hay que reconocerlo, por contratos exagerados e ineficientes. Se tuvo que empezar desde cero y con contratos reducidos, se inició una aventura que ha hecho posible la creación de una de las empresas de aviación más productivas de América Latina. El proceso fue complicado desde el principio, el asimilarlo no fue sencillo, es más, pilotos con gran antigüedad no comprendían los motivos que orillaron a tomar la decisión del cierre de la empresa, me atrevo a decir que muchos aún no lo entienden.

Después tocó el turno a Mexicana de Aviación, mucho se ha hablado del tema, la línea lleva siete años sin operar y nadie quiere entrarle al rescate. Cierto es que hubo muchas situaciones obscuras, que apenas asoman, traiciones sindicales, pero sin duda la poca voluntad de los últimos dos gobiernos federales y las presiones de las otras líneas y las inconmensurables deudas, no dejaron despegar a una de las líneas más antiguas de la región latinoamericana. Sucede lo mismo que con su competidora Aeroméxico, muchos trabajadores no comprenden el porqué del cierre.

Ahora le toca el turno a, ahora sí, la más antigua de América, Avianca, con inicio de operaciones el 5 de diciembre de 1919, es esta línea sudamericana una de las más importantes de la región. La propiedad de la empresa la detentan grupos, Avianca con un 70% y Taca con el restante 30%. Los trabajadores están sindicalizados, sobre todo los pilotos, cuentan con un gremio respetable, existen problemas entre empresarios y pilotos que han paralizado las operaciones desde hace más de un mes. Las afectaciones a usuarios y a la economía de Colombia son ya importantes, dicen los medios. Urgen a que se reabran las pláticas que lleven a negociaciones que satisfagan a ambas partes.

Igual que en los casos mexicanos, el comprender los motivos que orillaron a tomar la medida extrema de iniciar una huelga no es algo sencillo. Existen leyes laborales que como en México contemplan huelgas en caso de que las voluntades se crispen y el entendimiento sea relegado al final. Estoy seguro que ambas partes salen perdiendo, de esto no me queda duda, ambas entidades tienen la madurez necesaria para comprender esto. Lo ideal sería que nunca pararan de platicar sindicato y empresa, excesos en compañías tan grandes siempre los hay, y ambas partes caen en ellos, si no se reconoce esto pues entonces estamos hablando de utopías.

Colombia es una nación de leyes, no es bisoña y sabrá hacerse cargo del problema de manera que afecte menos a todos, usuarios, pilotos y gobierno. Cuando hablamos de sindicatos en México, nos da repugnancia, no lo aguantamos, preferimos no hacerlo, por lo postrado que el sindicalismo oficial tiene al país. Sin embargo, también nuestro país cuenta con sindicatos que están interesados y convencidos de que el país funcione, han tenido errores, y fuertes, pero por fortuna han quedado en las esferas de la evolución. Hasta los empresarios están autorizados a sindicalizarse, no hay porqué hacer cara de fuchi al escuchar la palabra sindicato, es, simplemente, una manera de velar por los derechos de cada quién de manera sindicada. La Acdac (Asociación Colombiana de Aviadores Civiles) tiene un pliego petitorio que no ha sido tomado en cuenta, indican ellos, por la parte patronal. El pleito será dirimido en el ámbito laboral por las autoridades colombianas que ya se han hecho cargo del arbitraje del conflicto.

Ambas partes saben lo que tienen y lo que arriesgan, de eso no hay duda, la liga tiene un límite de estiramiento, ya saben lo que pasará si la estiran demasiado, pero ellos y solo ellos, los pilotos de la Acdac y los empresarios de Avianca saben lo que está sucediendo, así que lo que debemos hacer tanto pilotos como trabajadores del medio aeronáutico mundial es esperar y no opinar sin comprender lo que realmente sucede. Me consta que en los casos mexicanos hablaban muchos que ni idea tenían de lo que estaba sucediendo y afectaban las difíciles negociaciones que estas situaciones envuelven.

Afectación ya ha sufrido la línea, pero también las familias de los pilotos, sin embargo esto de los derechos laborales y los de los empresarios es algo muy complicado de entender. Así es este asunto de los derechos de los trabajadores cuya defensa está enmarcada en las leyes de los países que se ufanan en vivir en un estado de derecho, Colombia no es la excepción. Esperamos que pronto se vea una luz en el túnel de las negociaciones y que la línea surque los cielos colombianos y del mundo entero.

Facebook comments