Pasar al contenido principal
03/06/2020

La carga aérea en tiempos de crisis

Francisco M. M… / Miércoles, 20 Mayo 2020 - 20:35

De acuerdo con las últimas noticias, China está lista para invertir 900 billones de yuans durante los siguientes 10 años, principalmente en infraestructura de transporte ferroviario y en la industria de la construcción, lo que sin duda va a aumentar dramáticamente los índices del transporte de carga por vía aérea.

Lo anterior va a disparar el crecimiento del PIB de ese país por encima del 3%, lo que convertiría a China en uno de los países menos golpeados en su economía como consecuencia de la pandemia.

Desde luego que así como la industria aérea mundial es la primera que resiente cualquier tipo de crisis, también es cierto que será de las primeras en repuntar cuando las condiciones mejoren, debido al gran movimiento que trae consigo el aumento de los índices reales de empleos, como se prevé en el caso de los chinos.

De acuerdo a lo anterior y hablando de la industria aérea, China es el primer país en ver un aumento gradual pero sostenido de sus operaciones aéreas domésticas primero e internacionales poco después, tomando en cuenta la importancia del transporte de carga.

La industria aérea va a sobrevivir, no es una industria de papel y ha sido un esquema de negocio sustentable por décadas. Además, hasta hoy no tiene un reemplazo efectivo ni a la vista.

Como sea, la industria aérea mundial ya no será lo mismo, deberá jugar con nuevas reglas y serán aquellas aerolíneas que se puedan adaptar a la nueva situación las que sobrevivan y se desarrollen en el futuro.

La carga aérea parece ser un buen principio.

Aunque siempre lo han sabido, ahora incluso en México las aerolíneas vienen a confirmar la importancia que tiene el transporte de carga y eso me hace recordar la época en que Aeroméxico decidió reconfigurar la cabina principal de pasajeros de su flota de aviones DC-10 con el objetivo de manejar la menor demanda en el transporte de personas en vuelos internacionales, de tal manera que la mitad de la cabina tenía asientos para acomodar alrededor de 130 pasajeros y la otra mitad tenía espacio adicional para el transporte de varias toneladas de carga. Las dos zonas estaban divididas por un elegante mamparo.

Ese sistema fue un gran éxito económico y comercial para la aerolínea.

En otro ejemplo más actual, en este mes de mayo, American Airlines modificó sus itinerarios de carga para operar de 80 anteriormente a 140 vuelos a la semana hacia 15 ciudades de Asia, Europa y el Caribe.

Por su lado, Delta está operando un gran número de vuelos transportando suplementos médicos y está siendo apoyada por otras aerolíneas. Lo mismo hace   Aeroméxico, la cual por cierto, ha logrado establecer un récord y un lugar en la historia de la aviación comercial al operar simultáneamente, con 48 pilotos, hasta ocho B787 Dreamliner modificados para transporte de carga en ruta sobre el Océano Pacifico entre México y Asia.

Otras aerolíneas mexicanas también parecen encontrar en la vía del transporte de carga y paquetería una buena manera de supervivencia en estos difíciles tiempos.

El transporte de carga y paquetería por vía aérea no es un descubrimiento nuevo, de hecho fue lo primero que le dejó dinero a las pequeñas empresas que iniciaron en los primeros años de la aviación con el transporte de correo. Hoy más que nunca puede ser una solución para mantener y mejorar las finanzas de las grandes aerolíneas del planeta, no solo en tiempos de crisis sino en tiempos de operaciones normales.

Hasta donde sabemos, ya hay varias aerolíneas que se han declarado en quiebra o suspensión de operaciones, como consecuencia de la crisis que hoy vivimos. Ninguna de ellas es una empresa dedicada al transporte de carga o paquetería, y esto por algo será.

Facebook comments