Pasar al contenido principal
17/12/2018

Responde MITRE a opinión pública sobre Nuevo Aeropuerto

Jorge Castellanos / Miércoles, 21 Noviembre 2018 - 10:25
Recomendó a AMLO que se estudie “aún con mayor contundencia” el espacio aéreo antes de emprender obras en Santa Lucía

Bernardo Lisker, director internacional de Aviación de The MITRE Corporation, emitió un comunicado aclaratorio para despejar las principales inquietudes sobre la participación del consorcio estadounidense en el proyecto de un Nuevo Aeropuerto para la Ciudad de México, como la viabilidad aeronáutica de la alternativa propuesta por el Gobierno electo, el riesgo de no estudiar la gestión del espacio aéreo con tres aeropuertos cercanos en operación simultánea, y otras “nociones erróneas” difundidas en medios de comunicación en México.

Entre los diversos puntos, el director del Centro de Investigación y Desarrollo de MITRE manifestó su preocupación de que la alternativa planteada por Andrés Manuel López Obrador de un sistema compuesto por el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), en operación simultánea con un aeropuerto civil que se construiría en la base aérea de Santa Lucía (AICM+SantaLucía) debería evitarse ya que puede derivar en problemas importantes dadas su “innecesaria complejidad”, además de que requiere de un obligado estudio de espacio aéreo “sumamente complejo” que debe diseñarse de arriba hacia abajo y que “nadie ha desarrollado”, advirtió.

“Lo anterior no sólo lo dice MITRE. Mucho de esto fue expresado claramente por la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) en su informe final al respecto en 2014.  La idea de que sumar pistas equivale automáticamente a mayor capacidad, sin importar la geometría ('configuración') de las pistas, obstáculos, el espacio aéreo y simulaciones en tiempo real, es errónea”.

El especialista afirmó que los estudios de viabilidad constituyen un campo complicado que requiere “no de diez años” –como afirman quienes están a favor de Texcoco–, “pero sí de años, no de meses” –como han dicho allegados al presidente electo como el empresario José María Rioboó.

Por tanto, afirmó que esta opción “lejos de satisfacer las necesidades de la CDMX por gran parte del presente siglo, (AICM+SantaLucía) se re-saturará en un brevísimo período.

A la par, el especialista reiteró que de entre las varias soluciones analizadas, el sitio de Texcoco es “aeronáuticamente excelentea largo plazo para la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM), y citó los documentos técnicos que MITRE ha emitido por años y que han sido reestudiados por expertos en la materia, desde que el Gobierno mexicano solicitó de su asesoría por primera vez en 1996.

“Luego de años de investigación adicional (2008-2014) se concluyó que un sitio en el área del antiguo vaso del lago de Texcoco era el lugar ideal para crear un aeropuerto que habría de construirse por fases (para evitar que fuera un ‘elefante blanco’), iniciando su operación solamente con tres pistas (no dos, como se ha dicho), operadas en forma simultánea”.

Aunado a ello, Lisker enfatizó que, tal como fue diseñado, el NAICM “cubriría las necesidades operacionales de tráfico aéreo de la CDMX por gran parte del resto del presente siglo”.

Recomendó “aún con mayor contundencia” al Gobierno entrante que se estudie el espacio aéreo y su gestión antes de emprender obras en Santa Lucía, si es que pretende añadir al plan aeropotuario un eventual aumento de operaciones en el Aeropuerto Internacional de Toluca (AIT).

El experto consideró que las “diversas limitaciones” (elevación, meteorología, el obstáculo de El Cerrillo, ruido, largo de pista, etcétera) presentes en la terminal mexiquense agravarían el problema de saturación que afecta hoy en día al AICM y que, hasta con el menor percance, causa enormes demoras en el sistema aeroportuario nacional, “a pesar de la excelencia de los controladores aéreos mexicanos”.

“Sería desafortunado comprobar que la operación de los tres aeropuertos resulte en un ‘embotellamiento’ de tráfico aéreo sin mitigación”, sentenció.

Respecto al pre-estudio elaborado por la subsidiaria de Airbus, NAVBLUE, y que el futuro secretario de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú, presentó como prueba de la viabilidad del sistema AICM+Santa Lucía, el directivo de MITRE apuntó que la consultora francesa adujo “en forma clara y profesional” que su análisis utilizó suposiciones y “por sí solo no debe ser usado para decisiones de construcción”

Finalmente, el representante del consorcio estadounidense aclaró que es falso que el Centro para el Desarrollo de Sistemas Avanzados de Aviación de MITRE se encargue de “certificar aeropuertos”, sino que ese tipo de auditorías corresponden a reguladores como la OACI y la Administración Federal de Aviación de los EU.

Otras aclaraciones

Respecto a lo difundido en medios de comunicación sobre el eventual cierre de la base aérea militar de Santa Lucía, Lisker afirmó que lo que el proyecto Texcoco realmente implicaba era el cierre de la pista “mas no de la base misma”, pues ahí también operan helicópteros.

“A menudo no se menciona, y debe decirse, que la pista oriental del NAICM –más larga que la de Santa Lucía y altamente instrumentada– sustituiría a la pista de Santa Lucía para la operación de aeronaves militares de transporte, que constituyen la mayor parte de las operaciones” en la base militar.

También consideró como errónea la noción de que es normal tener dos aeropuertos en grandes ciudades. Citó el caso de Nueva York con los aeropuertos LaGuardia y JFK, que hoy en día sufren de importante interferencia que reduce su capacidad óptima global. 

“De esto el público general sabe muy poco. Es así como MITRE ha utilizado su experiencia en aeropuertos a través del mundo para no repetir en México errores del pasado”, añadió.

Asimismo, lamentó que se haya tomado el criterio de impacto ambiental como parte de las campañas contra el proyecto Texcoco en términos de mecánica de suelos.

“Hoy en día hay un buen número de aeropuertos construidos en zonas pantanosas (Munich es uno) y en islas extendidas hacia el mar (como Hong Kong) y muchos más”, explicó.

Finalmente, el doctor Lisker hizo votos porque se permita a MITRE continuar con su asistencia la Gobierno mexicano, en especial en Toluca.

“Pocos extranjeros conocen el espacio aéreo del área como MITRE. Mientras que el Dr. Lisker lo ve como una contribución a su país natal, MITRE lo ve como un servicio al interés público”, concluyó el comunicado.

Facebook comments