Pasar al contenido principal
19/07/2018

FedEx ordena 30 nuevos ATR especiales para carga

Redacción A21 / Miércoles, 8 Noviembre 2017 - 18:09

Este miércoles, ATR concretó una orden en firme por al menos 30 turbopropulsores para FedEx Express , hecho que representa el regreso al mercado de aviación estadounidense del fabricante franco-italiano luego de una ausencia de más de dos décadas.

A través de un comunicado, el consorcio aeronáutico especializado en aviones regionales señaló que construirá un modelo de aeronave denominado ATR 72-600F en una configuración especial para carga, es decir, sin ventanas en el fuselaje y equipado con puertas especiales en las partes frontal y trasera.

El acuerdo prevé que las primeras entregas se realicen en 2020. Asimismo, establece que la empresa de mensajería tiene la opción de aumentar el pedido hasta las 50 unidades.

Ante este anuncio, Christian Scherer, director ejecutivo de ATR, comentó que este diseño fue producto de un exhaustivo análisis técnico y económico por lo que, una vez construidos, los 72-600F representarán la oferta más grande de aviones regionales en configuración de carga en el mercado.

Por su parte, David Cunningham, presidente y consejero delegado de FedEx Express señaló que habían trabajado de cerca con ATR para construir este avión bajo las necesidades específicas del mercado de carga, que requiere "embarques más amplios y pesados".

"El 72-600F desempeñará un papel muy importante en nuestra red global, pues nos permitirá brindar un servicio rápido y económico a mercados pequeños y medianos", resaltó.

Recordemos que ATR es una empresa conjunta entre Airbus y la firma italiana Leonardo, que lidera el mercado de turbopropulsores regionales en una proporción de 3 a 1 sobre su más cercano y único competidor, el modelo Q400 del consorcio canadiense Bombardier.

Este movimiento refuerza el buen momento que vive ATR, pues a principios de de este año firmó una orden preliminar por 20 aviones para la aerolínea regional Silver Airways (con sede en Fort Lauderdale), aunado a los acuerdos para suministrar de turbinas a China –para el desarrollo de un turbopropulsor propio– anunciados durante el Paris Air Show de junio pasado.

Facebook comments