Pasar al contenido principal
22/04/2018

¿Logró aterrizar el núcleo del Falcon Heavy?

Anli Álvarez Ramirez / Viernes, 9 Febrero 2018 - 18:11

Tras un despegue exitoso el pasado 6 de febrero, el cohete espacial Falcon Heavy, fabricado por SpaceX, dejó asombrados a todos los que presenciaron el lanzamiento, aunque también generó la duda de si su núcleo central había logrado aterrizar de vuelta en la Tierra, tal y como lo hicieron los cohetes gemelos laterales en una maniobra, por demás, espectacular. Ante esto, Elon Musk, presidente y dueño de la compañía, salió a despejar la incógnita.

El magnate de Silicon Valley explicó en una conferencia que el cohete no pudo posarse en la plataforma colocada en el mar debido a que el vehículo se quedó sin combustible.

Por ello, se precipitó en el océano Atlántico a casi ¡500 kilómetros por hora! Cabe recordar que la fase 1 de este súpercohete, un diseño exclusivo de Space X, está construida tripartitamente, con un núcleo central y dos aceleradores a los costados, que se desprenden de la fase 2 (un cohete superior de carga), una vez que éste se ha impulsado a la órbita.

En el lanzamiento de prueba del pasado martes, los cohetes laterales se desacoplaron correctamente a los dos minutos y medio del despegue, y regresaron a Cabo Cañaveral en una maniobra de aterrizaje prácticamente perfecta. Sin embargo, y en vista de que ya no tenía combustible para ser dirigido, el cohete central fue a parar a unos 100 metros de la plataforma flotante donde se suponía debía aterrizar.

“Fue suficiente para mandar volando dos propulsores y bañar la cubierta con 'metralla'. Hubiera valido la pena verlo, claro, si las cámaras no hubieran explotado”, declaró el empresario sobre el desplome del núcleo, que se cortó de la transmisión en vivo.

No obstante este desperfecto, la crítica principal a la misión de lanzamiento del Falcon Heavy ha recaído sobre el alcance de la fase 2 (la que impulsa al Tesla rojo al espacio exterior) pues, luego de que Space X envió datos de la trayectoria al Jet Propulsion Laboratory de la NASA, se concluyó que el convertible eléctrico y su piloto "Starman" podrán llegar más allá de Marte, pero no alcanzarían el cinturón de asteroides como lo presumió Musk en sus redes sociales:

Sin embargo, no deja de ser trascendente que es la primera vez en la historia que una organización privada logra competir con los organismos espaciales internacionales en la carrera que pretende transportar objetos y personas al planeta rojo.

Facebook comments