Pasar al contenido principal
26/10/2021

Reducirá covid-19 número de aerolíneas, arrendadores y MROs

Redacción A21 / Jueves, 13 Agosto 2020 - 21:00
En cambio, el transporte de carga podría florecer tras la pandemia

La actual pandemia por el covid-19 dejará una reducción importante en el número de aerolíneas, el tamaño de sus flotas, las empresas arrendadoras y las dedicadas al mantenimiento de aeronaves, conocidas como MRO, señaló la consultora ICF. Sin embargo, también puede impulsar el transporte de carga para los próximos años. 

De acuerdo con la consultora, el tamaño de las aerolíneas se reducirá entre 15 y 30% a sus niveles que tenían antes del covid-19. 

Esta simplificación en las flotas a nivel mundial ya se ha comenzado a ver en distintas empresas, mediante el retiro inmediato de las aeronaves con mayor edad y de las de mayor capacidad, como los Boeing 747 o A380, las cuales no son rentables en las actuales circunstancias. 

“Aviones de pasajeros como el modelo 747 continuarán desapareciendo de los cielos, con Corsair, KLM, Qantas y Virgin Atlantic anunciando los retiros inmediatos de estas flotas. Otros aviones de fuselaje ancho, pero con dos motores, tampoco son inmunes. Los Boeing 767, así como los A330 y B777 más viejos ya han salido de varias flotas. Las aerolíneas también han acelerado el retiro de aeronaves de fuselaje estrecho de generaciones anteriores. Air Canada, American Airlines, Austrian, Delta Air Lines y Singapore Airlines ya anunciaron los retiros de sus viejos A320ceo, 737 Classic y NG, 757, MD-80 y MD-90”, apuntó la consultora. 

Sin embargo, en América Latina, el retiro de viejas aeronaves ha sido más moderado, pese a que algunas empresas como Aeroméxico, Copa Airlines, Avianca y LATAM ya han reducido el tamaño de sus flotas mediante el rechazo de algunos contratos de arrendamiento. 

Esto se debe a que las líneas aéreas de América Latina y Norteamérica llevaron a cabo una serie de consolidaciones en sus flotas previo a la pandemia de covid-19, lo que derivó en que sean aerolíneas más robustas y racionalizadas en este aspecto. Por ejemplo, Grupo Aeroméxico pasó de tener diez tipos distintos de aeronaves en 2015 (B787, B777, B737-700, B737-800, B737-7, B737-8, E170, E175, E190 y E145) a siete en 2019 (B787, B737-700, B737-800, B737-7, B737-8, E175 y E190). Situaciones similares pueden observarse en Copa Airlines, que retiró su flota de aviones Embraer para convertirse en una operadora exclusiva de la familia B737, entre otras. 

Asimismo, la consultora ICF espera que la recepción de nuevas aeronaves continúe a la baja durante los próximos años. Tan solo en 2020, la entrega de nuevas unidades ha caído 40% con respecto a los planes originales, mientras que diversas aerolíneas y empresas arrendadoras continúan postergando o cancelando órdenes de compra. 

En diciembre de 2019, previo a la pandemia, había un estimado de 31,200 aeronaves comerciales operando a nivel mundial. La consultora estima que la aviación internacional verá este mismo número de aviones en los cielos hasta inicios de 2024. 

Futuro incierto para las arrendadoras

Así como las aerolínes están actualmente en problemas operativos, las empresas arrendadoras a nivel mundial también están en una crisis, indicó ICF. 

“Creemos que (el covid-19) impulsará una consolidación mayor entre las arrendadoras y las aerolíneas. De cierta forma, esta consolidación inició en 2017 con los fracasos en las compras y fusiones de Air Berlin, Monarch, Air Italy y Thomas Cook, así como de empresas arrendadoras como Tokyo Century/ACG, DAE/AWAS y Avolong/CIT”, indicó la consultora. 

Debido a esto, ICF pronostica que habrá un número más pequeño de arrendadoras de tiempo completo tras la actual pandemia, especialmente las que son independientes. 

“La industria estará más controlada por grandes bancos globales, compañías de seguros y otras instituciones financieras con ratings crediticios menos sensibles y acceso a diversas formas de capital”

Los MRO independientes podrían desaparecer y el transporte de carga florecer

Asimismo, los talleres de mantenimiento, conocidos como MRO también están en peligro de desaparición ante la caída de la demanda a nivel mundial. Actualmente, la consultora espera que la aviación recupere sus niveles previos al covid-19 hasta 2023 o 2024, dependiendo de la región. 

“Debido a la actual incertidumbre por el impacto de la pandemia, los MRO pequeños e independientes son vulnerables y algunos no sobrevivirán la crisis”, indicó. 

En contraparte, el transporte aéreo de carga es uno de los pocos sectores de la industria que han tenido un buen desarrollo durante la actual pandemia. Algunas aerolíneas en China reportaron volumenes crecientes, incluso pese a que los niveles de carga en líneas comerciales cayeron por la puesta en tierra de las flotas. 

Sin embargo, el retiro inmediato del servicio comercial de pasajeros de algunas aeronaves más viejas puede impulsar el transporte de carga. Algunos aviones como los B767, los A320 más viejos y los B737 Clásicos y NG podrían convertirse en cargueros en los próximos años. 

“No habrá un regreso a la normalidad que teníamos antes del covid-19 en el corto plazo. Como resultado, todos los miembros de la aviación necesitarán adaptar sus modelos de negocio para tener éxito en sus espacios individuales de mercado”, finalizó la consultora. 

Facebook comments