Pasar al contenido principal
22/10/2021

Pasajera del vuelo 1380 de Southwest demanda por daños

Redacción A21 / Martes, 1 Mayo 2018 - 15:30

Una mujer que el pasado 17 de abril viajó a bordo del accidentado vuelo 1380 de Southwest Airlines, presentó una demanda en contra de la aerolínea y de CFM International, fabricante de la turbina que explotó minutos después del despegue y que obligó a los pilotos a realizar un aterrizaje de emergencia.

De acuerdo con una copia de la querella (obtenida por el Dallas Business Journal), la pasajera identificada como Lilia Chávez dijo haber experimentado “trastorno por estrés postraumático, ansiedad, angustia emocional, depresión y lesiones personales en su cuerpo” a raíz del fatal vuelo.

Y es que Chávez iba sentada tres filas detrás de Jennifer Riordan, la única pasajera que falleció por el suceso.

"Ella oró y temió por su vida", se lee en la demanda, y añade: "(Lilia) escuchó a otros pasajeros llamar por teléfono celular a sus seres queridos para despedirse, y ella misma contactó a sus hijos para decirles que los amaba y que se estaba preparando para morir a bordo del avión accidentado".

Chávez alega que, luego de que escombros del motor quebraron la ventanilla junto a la que viajaba Riordan (y que casi succionan su cuerpo afuera del avión), ella misma fue golpeada por objetos que flotaban en el interior de la cabina, lo que obstruyó su respiración.

Southwest vuelo 1380

Foto: Matt Tranchin (Twitter)

Por todo lo anterior, la demandante busca recibir la máxima compensación por ley, incluidos daños punitivos.

Al ser cuestionada por el medio, la aerolínea dijo que no se podía pronunciar sobre el litigio, pues sus prioridades al momento son la investigación de las autoridades y la seguridad de sus usuarios y trabajadores. Por su parte, CFM International no realizó comentario alguno.

Cabe resaltar que en la demanda también se aludió a GE Aviation y al fabricante aeroespacial francés Safran, miembros de la empresa conjunta que fabrica las turbinas CFM56-7B que impulsan los aviones Boeing 737.

En su momento, la aerolínea con sede en Dallas envió una disculpa escrita y un cheque por 5 mil dólares a cada uno de los pasajeros del vuelo 1380.

Facebook comments