Pasar al contenido principal
16/01/2022

Política de asiento vacío es errónea: experto

René Armas Maes / Miércoles, 6 Mayo 2020 - 10:08

Por Daniel Martínez Garbuno

Al momento, las aerolíneas a nivel mundial han errado en su estrategia para impulsar la demanda tras la pandemia de COVID-19, y estrategias como la del asiento vacío no son una solución a largo plazo, señaló René Armas Maes, consultor de aerolíneas y especialista de la industria aérea.

Hay que preguntarse si un asiento vacío garantiza que no habrá infección ni propagación del COVID-19, si las aerolíneas pueden asegurar el distanciamiento social en los pasillos y si el espacio entre filas -de 90 centímetros aproximadamente- es suficiente para ello, señaló el especialista en entrevista con A21.

“La solución no es el asiento vacío. ¿Cuál es la mejor estrategia? Que todas las aerolíneas desarrollen un procedimiento para disminuir la variable incontrolable del temor y ansiedad al viajar mediante el uso de mascarillas, guantes y otras medidas como toallas antibacteriales, gel desinfectante, limpieza de filtros de aire y otros procedimientos de embarque y desembarque para evitar el congestionamiento” apuntó.

Recientemente, la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA) se mostró en contra de la medida del distanciamiento social a bordo de aeronaves para el transporte aéreo.

La IATA señaló que mediante el bloqueo de un tercio de los asientos en cabina, el costo de los boletos de avión incrementaría hasta en 54%. Las regiones de Asia-Pacífico y América Latina liderarían en el incremento del costo de volar.

“Las aerolíneas están luchando para sobrevivir. Eliminar el asiento medio incrementaría los costos. Si podemos compensar el que haya menos asientos con mayores tarifas, la era del viaje accesible, barato, llegará a su fin” apuntó Alexandre de Juniac, director general de la IATA.

“De igual forma, se necesita ejecutar una práctica estandarizada de distanciamiento social a nivel mundial. Si no ocurre así, encontraremos que las aerolíneas y Estados tienen diferentes medidas y pedirán distintos requisitos” añadió Armas Maes.

El especialista en transporte aéreo también señaló que debe llevarse a cabo una robusta campaña de mercadeo y educación que ayude a impulsar la demanda de pasajeros y a optimizar los ingresos durante la fase inicial posterior a la pandemia de COVID-19.

“En estos tiempos de crisis, las aerolíneas tienen que construir una marca diferenciada. Pueden hacer videos cortos en los que muestren a los pasajeros cómo usar correctamente las mascarillas, o cuánto tiempo deben lavarse las manos; esto puede ayudar a dar más confianza a los pasajeros”, detalló.

De igual forma, otra medida que podrían tomar las aerolíneas es forjar alianzas con agencias de seguros para ofrecer seguros de viaje contra el COVID-19. Esto podría incluirse en el costo del boleto o podría ser un ingreso complementario, apuntó el especialista. A finales de marzo, la aerolínea vietnamita Vietjet lanzó “SKY COVID CARE”, un seguro que ofrece ayuda económica a sus pasajeros en caso de que contrajeran COVID-19.

El día de hoy, las aerolíneas tienen que convertirse en un socio estratégico y un referente corporativo para los pasajeros. “Muchas de las estrategias de las aerolíneas de hoy, podrían definir su marca para los próximos meses y años. Es importante que usen esas estrategias de manera sabia para mantener a los pasajeros cautivos, informados, y reducir sus temores al viajar para que recuperen la demanda, capitalicen en ella y generen ingresos mucho más fuertes que la competencia” añadió. 

Aerolíneas latinoamericanas no han mostrado estrategias

El especialista apuntó que en América Latina las aerolíneas no han mostrado estrategias para combatir la caída de la demanda y el temor a volar por parte de los pasajeros.

“En América Latina, aparte de Jetsmart, no se ha observado ninguna estrategia y esto es un error. Jetsmart se ha posicionado colaborando junto a la Cruz Roja chilena, presentando ciclos de panelistas de prevención en los que se informa sobre la sintomatología, los tratamientos y la contención emocional en tiempos de cuarentena. De esta manera, tanto los pasajeros como la tripulación continúan volando y se sienten más seguros. Es una clara forma de diferenciarse” indicó.

En Estados Unidos, la aerolínea Frontier lanzó una nueva estrategia de marketing en la que garantizan a los pasajeros que el asiento contiguo estará vacío si pagan 39 dólares. Para Armas Maes, ésta es una estrategia errónea.

En Europa, easyJet ha señalado que mantendrá la política del asiento vacío. Lufthansa, por su parte, señaló que no respetará esta política y que los pasajeros se protegerán mediante el uso de mascarillas, añadió.

Facebook comments