Pasar al contenido principal
20/09/2021

El espíritu de Mexicana de Aviación

Rosario Avilés / Jueves, 15 Julio 2021 - 16:21

Han pasado casi 11 años desde aquel 28 de agosto del 2010, día en que Mexicana de Aviación tuvo que parar operaciones porque su situación financiera ya era insostenible, como resultado de un fraude con claras muestras de haber sido maquinado y que contó con la venia del gobierno de Felipe Calderón y varios empresarios, muchos de ellos pertenecientes a la misma empresa. La lucha que los trabajadores han dado desde aquel día para obtener justicia aún enchina la piel, y es que, a pesar de tener todo en contra, muchos aún no se han cansado.

Será que conocen los aviones, que mejor despegan cuando tienen el viento en contra; y justamente los trabajadores de Mexicana de Aviación han tenido todo en contra: poca o nula voluntad política, promesas incumplidas, amenazas, desgaste, esta es una historia que se ha pretendido resolver apostándole al olvido. Sin embargo, ayer, a 100 años de la fundación de la Compañía Mexicana de Transportación Aérea, Mexicana fue recordada más que nunca.

Durante la ceremonia donde los trabajadores y directivos del MRO recordaron la fecha en que el primer mecánico de aviación de esta empresa ayudó a echar a andar el Lincoln Standard con que inició operaciones la primera CMTA, Carlos Morán Moguel, actual subsecretario de Transportes y —como muchos trabajadores actuales y antiguos de la aviación mexicana, también fue parte de Mexicana de Aviación— aludió a algo que nadie puede negar: Mexicana ha sido una empresa especial, una empresa amada.

Esto, que se dice fácil, ha sido un distintivo que le ha permitido a la Primera Línea Aérea de Latinoamérica transitar 11 años entre el fantasma de la quiebra y la esperanza de volver a volar. Se ve complicado, pero no imposible, sobre todo porque tienen un asidero que, a pesar de los difíciles tiempos que corren, puede ser de gran ayuda: el MRO y el centro de Adiestramiento, de lo mejor en América Latina.

El MRO ha pasado por problemas muy graves por muchas razones, pero la más difícil es la pandemia, lo que —como a tantos MRO en el mundo— impidió a la empresa crecer y consolidarse. Hoy está empezando a recuperar terreno pero es obvio que tardará mucho en reponerse, porque los vaivenes del virus crean incertidumbre que es más letal para la salud de las empresas que el propio Covid.

Se dice que Mexicana podría ser apoyada para volver a volar, pero el apoyo debe ser más que una declaración. Se requiere un plan de negocios, inversionistas, un AOC y demostrar capacidad técnica, jurídica, financiera y operativa para lograr este objetivo. Y es evidente que los tiempos que corren no son los más prósperos.

Otro de los problemas será solucionar los diversos desacuerdos que existen entre grupos de trabajadores. Se puede despegar en tiempos difíciles pero no sin tener un plan de vuelo coherente y una tripulación unida en un solo sentido. Para ello hay que ser realistas: como en 1921, los frutos no los verán los impulsores de hoy.

Lo oí en 123.45: Además, se debe investigar y hacer justicia en el caso de Mexicana de Aviación: anular las irregularidades, castigar a los responsables, resarcirle a los trabajadores su patrimonio y dejar de culparlos por el quebranto. 

E-mail: raviles0829@gmail.com

Facebook comments