Pasar al contenido principal
26/05/2020

Los enjambres de drones, el futuro militar

Luis Salazar Brehm / Jueves, 30 Enero 2020 - 21:08

El Departamento de Defensa de los Estados Unidos está un paso más cerca de tener enjambres de drones que puede lanzar desde aviones militares y recuperarse en el aire, después de haber realizado con éxito el primer vuelo del avión Gremlins en noviembre del año pasado. 

La Fuerza Aérea de ese país ha discutido durante mucho tiempo el uso de enjambres de drones miniaturizados para misiones de ataque y vigilancia, pero a medida que sus adversarios construyen armas más sofisticadas para contrarrestar las plataformas tradicionales, la respuesta es una nueva estrategia para desplegar pequeños bots voladores para derribar las defensas enemigas. 

La tecnología de enjambre cambia el juego para la guerra futura, según el coronel Brandon "BB" Baker, jefe de la división de capacidades de aeronaves pilotadas a distancia (RPA) de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos. 

La tecnología de aviones no tripulados en enjambre puede incluso ayudar a la Fuerza Aérea a ahorrar costos. En lugar del derribo de un Reaper UAS de US$ 20 millones o de un bombardero B-2 de US$ 2 mil millones, el enemigo se vería obligado a rastrear y derribar a múltiples objetivos de bajo costo. Sería como el videojuego Space Invader (lanzado en 1978) pero en la vida real.

Cualquier aeronave puede ser derribada por un golpe directo. Pero un enjambre de drones puede recibir múltiples golpes, reconfigurarse y continuar con la misión. 

Estados Unidos no es el único país que está probando esa tecnología.

En junio del 2017 China estableciendo un récords en una prueba con enjambre de drones de ala fija, volando 119 de este tipo de aeronaves de forma coordinada. La hazaña rompió el récord anterior de un enjambre de 67 drones. 

Los 119 drones despegaron ayudados con catapultas e hicieron formaciones en el cielo.

Esta tecnología está en sus primeras etapas, pero es una "visión" para la futura guerra aérea.

En cuanto al récord de 119 drones de ala fija en el aire, el gobierno de China ha destacado la importancia de la inteligencia artificial como factor clave de la operación. 

Por detrás de esta proeza técnica hay una labor de programación exhaustiva y el uso de recursos de computación avanzados.

La velocidad que adquieren los drones de ala fija suele ser mayor que la de los multirrotores. Su trayectoria también es más difícil de modificar, en cambio las aeronaves con rotores lo tienen más fácil para hacer correcciones, así como para diseñar rutas complejas.

De ahí que los récord de drones multirrotor volando simultáneamente estén en cifras mucho mayores. Intel puso a volar en el año 2018, 500 dispositivos, aunque China tardó poco en hacerle sombra a la compañía estadounidense. Para celebrar el nuevo año 2020,  pusieron en el aire 2,000 drones. La encargada de hacerlo fue eHang, la empresa que se ha hecho conocida por construir un taxi-dron autónomo que ya está en etapa de comercialización.

Se pone cada vez más interesante el desarrollo de la aviación en el campo de los UAS, y lo que nos falta por ver…

Facebook comments