Pasar al contenido principal
25/09/2018

Aviación de Brasil crece pero con barreras: IATA

Jorge Castellanos / Jueves, 30 Marzo 2017 - 17:18

En 2014, el turismo inducido por la aviación generó mil 100 millones de empleos y contribuyó con 32 mil 900 millones de dólares (mdd) a la economía brasileña, cantidad equivalente al 1.4% del PIB del país, de acuerdo con datos publicados hoy por la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA).

De acuerdo con el estudio "La Importancia del Transporte Aéreo en Brasil", comisionado por IATA al despacho británico Oxford Economics, el sector aéreo brasilero aportó 9.7 mil mdd y fue responsable de la creación directa de 270 mil empleos, que engloban a la planta laboral de aerolíneas, aeropuertos, fabricantes de partes de avión y proveedores de servicios de navegación aérea.

En tanto, la aviación sustentó otros 400 mil empleos pertenecientes al rubro de insumos y servicios no aeronáuticos, mientras que el consumo de trabajadores directos e indirectos impulsó otros 190 mil. En términos de valor bruto añadido, estos dos sectores contribuyeron con 10.6 mil y 4.9 mil mdd, respectivamente.

Pero quizás fue el turismo el factor más determinante, ya que en ese año Brasil fue la sede del Mundial de Fútbol, lo que impulsó la creación de 280 mil plazas en el sector de ocio y una derrama de 7.8 mil mdd por el gasto de los visitantes extranjeros.

Otros hitos relacionados con el desempeño del sector fueron: 270 mil mdd en exportaciones, con un acumulado de 620 mil mdd en inversión extranjera directa; 2 millones de despegues y aterrizajes por año, y tres terminales (São Paulo-Guarulhos, Internacional Presidente Kubitschek y Congonhas) dentro del top 100 de aeropuertos por número de pasajeros.

Áreas de oportunidad

No obstante, IATA aún percibe algunas barreras que impiden el despegue del sector, particularmente en tres aspectos: 1) marco regulatorio desfasado de la aviación global; 2) falta de estándares para protección de consumidores, y 3) costos de infraestructura poco competitivos.

El organismo aéreo realizó una encuesta entre ejecutivos de aviación, quienes calificaron la calidad de la infraestructura aérea brasileña y la ubicaron en el lugar 19 de 23 países de America Latina y el Caribe, y 112 a nivel global.

En cuanto a competitividad, IATA denunció la “poco ortodoxa” política de combustibles, que incrementa en 560 millones de dólares los costos operativos anuales de las aerolíneas, y que junto a otras restricciones en cargos por equipaje y precios de los boletos son barreras artificiales que frenan a la industria.

Por último, criticó la imposición de visa a extranjeros porque desalienta al turismo, y urgió a mejorar la conectividad del país con otros mercados emergentes.

“Al adoptar políticas que garanticen un entorno operativo más estable y competitivo para las aerolíneas, Brasil podría obtener mayores dividendos de la aviación ", puntualizó Peter Cerda, vicepresidente regional de IATA para las Américas, de visita en Brasil para la presentación del estudio.

Facebook comments