Pasar al contenido principal
15/11/2018

Apuesta Icarus por simuladores de vuelo mexicanos

Francisco Pazos / Martes, 25 Septiembre 2018 - 15:00

Ante la tendencia alcista en el tráfico que reporta el sector aéreo, aunado a las proyecciones de crecimiento en la infraestructura aeroportuaria del país en el corto plazo, debe fomentarse la formación de nuevos tripulantes de vuelo con tecnología nacional, destacó Juan Pablo Álvarez, fundador de Icarus, empresa mexicana de desarrollo de software.

El ejecutivo indicó que, una vez que las cuatro principales aerolíneas comerciales del país completen sus pedidos de nuevas aeronaves, se requerirán alrededor de mil 881 pilotos en México.

“Tenemos un déficit enorme, porque de las 40 escuelas de aviación que hay en el país únicamente egresan entre 200 y 300 aviadores al año, afirmó el socio fundador de Icarus.

Lo anterior fue expresado por el directivo de la empresa informática, durante la presentación de sus modelos de simuladores aeronáuticos BAPTD y ASTD, especializados para la instrucción y formación de nuevos pilotos.

A la fecha, Icarus ya implementó estas innovaciones en los simuladores de la Escuela de Vuelo Aeronáutica Vitar, en su programa de formación de pilotos aviadores comerciales.

Cessna 310.

En los últimos años, la aviación mexicana y mundial, ha experimentado un crecimiento muy importante, dando cada vez más oportunidades de empleo para los egresados de la carrera de Piloto Aviador. ¡Estudia con nosotros!

Publicado por Escuela de Vuelo Aeronáutica Vitar en Miércoles, 22 de agosto de 2018

Características

Álvarez resaltó que, a diferencia de desarrollos similares, el software de Icarus está basado en un sistema operativo Linux, que permite ejecutar el programa durante 24 horas sin interrupciones.

Agregó que el programa de simulación de vuelo se desarrolla en conjunto con piezas de hardware, para que los aspirantes a piloto comercial realicen prácticas que reproduzcan lo más fiel posible las condiciones de vuelo en una aeronave.

“Este simulador se instala a un metro del suelo, y el simple hecho de trabajar en un componente que te da la sensación de que realmente estás subiéndote a un avión, es la sensación que da, así como la disposición de los componentes. Todo está pensado conforme está ubicado en un avión”, explicó.

El simulador de vuelo Icarus cuenta con las certificaciones que otorga la Dirección General de Aeronáutica Civil, el Centro Internacional de Adiestramiento de Aviación Civil y el Colegio de Pilotos Aviadores de México.

Facebook comments