Pasar al contenido principal
27/06/2019

No está en riesgo la construcción en Santa Lucía: gobierno

Daniel Martíne… / Jueves, 13 Junio 2019 - 20:52
IATA y ALTA han señalado que la cancelación del NAIM representa un retroceso y grandes pérdidas económicas para México

El secretario de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú, informó que el gobierno federal aún no ha iniciado ninguna obra en la Base Aérea Militar de Santa Lucía debido a que están en espera de la Manifestación de Impacto Ambiental, pero que “no está en riesgo la construcción del nuevo aeropuerto”.

Lo anterior luego de que el Tribunal Colegiado de Circuito ordenó ayer a las autoridades federales que conserven las obras ya realizadas (y canceladas) en el Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) en Texcoco, y recalcó que no se podrá iniciar la construcción en Santa Lucía hasta que se revise la legalidad de la cancelación del NAIM y se asegure que el proyecto cuente con todos los dictámenes y permisos necesarios. El presidente del Senado, Martí Batres señaló que el gobierno federal deberá acatar lo señalado por el Poder Judicial en los días pasados.

“Nosotros vamos a cumplir con lo debido y tenemos toda la información del caso. Los estudios están revelando que podremos emprender la obra en el aeropuerto de Santa Lucía”, dijo Jiménez Espriú en un comunicado de prensa.

Por su parte, Gerardo Ferrando Bravo, director general del Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México, informó que el Gobierno Federal no ha incurrido en falta alguna y que la indicación del presidente es cumplir cabalmente con la ley.

Según el comunicado de prensa, Ferrando Bravo precisó que tanto en Santa Lucía como en Texcoco “se harán obras para responder a necesidades (sic). En estos proyectos lo que menos queremos es afectar”, dijo.

A la fecha, la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) no ha publicado la MIA de la construcción de Santa Lucía y el Instituto Nacional de Antropología e Historia no ha señalado posibles afectaciones al patrimonio histórico y cultural en el área.

En octubre de 2018, a menos de 24 horas de que iniciara la consulta convocada por el entonces presidente electo, para decidir si se cancelaba o no el NAIM, Jiménez Espriú, junto con el Subsecretario de Transporte, Carlos Morán Moguel, presentaron un estudio realizado por Navblue, - empresa francesa subsidiara de Airbus contratada para llevarlo a cabo-, que confirmaba “la factibilidad de las operaciones simultáneas del AICM y Santa Lucía” y que se podía llegar a tener entre 130 y 140 operaciones por hora.

Navblue informó posteriormente que dicho estudio era “exclusivo para revisar la viabilidad técnica de operar ambas terminales aéreas de manera simultánea pero que no proveía ninguna conclusión definitiva en la viabilidad de convertir la Base Militar en un aeropuerto”.

El cronograma de trabajo para la construcción del Aeropuerto de Santa Lucía presentada por el Gobierno Federal, señala que las obras debieron iniciar durante el segundo trimestre de 2019, con la construcción de la Pista 1, calles de rodaje, plataforma y el edificio terminal. Hasta ahora, esto no ha iniciado.

Durante la Feria Aeroespacial México llevada a cabo en abril pasado, el presidente López Obrador prometió que las obras de construcción de la terminal aérea en Santa Lucía iniciarían el 29 de abril y que la zona cuenta con la extensión suficiente, cinco veces superior a la del actual aeropuerto de la Ciudad de México.

La Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA por sus siglas en inglés), ha señalado que no construir un aeropuerto internacional acorde a la demanda de pasajeros, costará a la economía mexicana 20 mil millones de dólares en contribución al PIB de los próximos 20 años y la pérdida de 200 mil empleos nuevos empleos.

Luis Felipe de Oliveira, director de la Asociación Latinoamericana y del Caribe del Transporte Aéreo (ALTA) declaro que la cancelación del NAIM representa un retroceso de 30 años para el país.

“México podría ser un gran hub de unión entre Asia y América Latina. El país recibe 40 millones de turistas al año pero podría tener un incremento mucho mayor, se está perdiendo ser el hub de la región” señaló en entrevista con A21.

La construcción del NAIM fue cancelada luego de que el entonces gobierno electo de López Obrador realizara una consulta popular en la que se contrastaron dos opciones: continuar con la terminal de Texcoco o rehabilitar el AICM y Toluca, además de convertir la Base de Santa Lucía en un aeropuerto de uso mixto civil y militar.

Facebook comments