Pasar al contenido principal
24/07/2019

Retrasan dictamen de Global Air

Anli Álvarez Ramirez / Lunes, 24 Junio 2019 - 21:19
Cuba publicó la causa probable el pasado 16 de mayo

Aunque Cuba ya publicó la causa probable, la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) informó que aún no ha recibido el dictamen final del accidente de Cubana de Aviación, ocurrido el 18 de mayo de 2018 cuando un B737-200 en ruta entre las ciudades de La Habana y Holguín, y que dejó un saldo de 112 personas fallecidas y una sobreviviente.

“Esta DGAC no cuenta con el documento requerido, toda vez que a la fecha, esta unidad administrativa no ha recibido la copia del informe final del accidente por parte del Instituto de Aeronáutica Civil de Cuba (IACC)”, señaló la DGAC para A21.

Bajo los lineamiento del anexo 13 de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI), el estado de ocurrencia del accidente es el que debe encabezar la investigación del mismo, en este caso Cuba. No obstante, la aeronave pertenecía a la aerolínea mexicana DAMOJH S.A de C.V. por lo cual constaba de matrícula mexicana y era arrendada con tripulación por Cubana de Aviación.

Con ello, le corresponde a la DGAC tener una copia del dictamen final, una vez finalizada la investigación, la cual, de acuerdo con el IACC se concluyó el pasado 16 de mayo.

En ese momento, el Instituto cubano señaló que la causa más probable del accidente del vuelo CU972 “fueron las acciones de la tripulación y sus errores en los cálculos de peso y balance, que conllevaron a la pérdida de control y desplome de la aeronave durante la etapa de despegue”.

No obstante, el especialista en Investigación de Accidentes Aéreos, Francisco Gómez Ortigoza, secretario técnico de la Asociación Sindical de Pilotos Aviadores (ASPA) señaló que la enunciación de una causa probable sin el contexto de los factores contribuyentes no aclara realmente por qué ocurrió el accidente.

“Lo más importante es definir qué aspectos fallaron para poder realizar recomendaciones de seguridad. Aunque pareciera un poco precipitado que Cuba solo diera la causa probable sin presentar el dictamen completo, hay que darles la oportunidad de publicarlo antes de empezar a analizar cualquier tipo de conclusión relacionada al accidente”, explicó Gómez Ortigoza en entrevista con A21.

A un mes de concluir la investigación, el IACC no ha hecho público el dictamen. Y la DGAC mexicana no ha recibido una copia de éste para conocer las medidas de seguridad que tendría que emprender nuestro país en materia aeronáutica.

El miembro de ASPA enfatizó que ante la OACI, Cuba siempre ha tenido un buen nivel de cumplimento en materia de investigación de accidentes. Por lo cual, solo queda confiar en su profesionalismo y en el cierre del dictamen final de la forma más óptima posible.

Facebook comments