Pasar al contenido principal
16/07/2018

Boeing, ¿víctima de la guerra comercial de Trump con China?

Redacción A21 / Viernes, 9 Marzo 2018 - 09:01
El 20% de los pedidos del fabricante vienen del país asiático

Tras el anuncio del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, de que este país ahora cobrará una tarifa de 25 por ciento al acero importado y del 10 por ciento al aluminio importado, China podría tomar represalias contra esta medida y una de las empresas norteamericanas más expuestas a una posible guerra comercial sería el fabricante aeronáutico Boeing.

Actualmente Boeing vende muchos de sus aviones a empresas chinas y la medida arancelaria de Trump podría provocar una respuesta muy grandilocuente por parte del gobierno de Xi Jinping.

“China podría cambiar las compras de aviones del fabricante de EU hacia Airbus”, dijo Chris Higgins, analista de Morningstar, en un reporte.

 

Tambor de guerra

Desde finales de febrero, Trump amenazó con imponer aranceles al acero y aluminio importados, un mensaje claro hacia China, quien envía grandes volúmenes de estos metales hacia la Unión Americana.

China produce el 49 por ciento del acero total en el mundo, mientras que Estados Unidos es el principal importador de este metal, y llegó a comprar 29,000 millones de dólares en 2017, de acuerdo con datos de la asociación Worldsteel.

Trump confirmó la amenaza y anunció tarifas de 25 por ciento para el acero y 10 por ciento al aluminio, con una excepción temporal a Canadá y México, dos exportadores importantes de esta materia prima.

"Tendré derecho a subir o bajar (tarifas) dependiendo del país, y tendré derecho de sacar o agregar países”, dijo el mandatario en el anuncio oficial en la Casa Blanca.

En días previos, China ya había anunciado que tomará represalias ante estas imposiciones. “Una guerra comercial nunca ha sido la solución. Dañará a todos y seguramente China tendrá una respuesta justificada y necesaria”, advirtió el ministro de relaciones exteriores, Wang Yi.

 

Futuros pedidos en riesgo

El impacto para Boeing no vendría por el incremento del acero y aluminio importados, sino por la cantidad de pedidos de aviones.

Los inversionistas deberían estar preocupados por una guerra comercial, ya que Boeing entrega alrededor del 70 por ciento de sus aviones a clientes fuera de EU. "Las represalias de China, que representaron más del 25 por ciento de las entregas totales de 2017 y representan un estimado del 20 por ciento de las órdenes pendientes , sigue siendo la amenaza más significativa”, indicó Morningstar en el reporte.

En noviembre pasado, Boeing y la empresa China Aviation Suppliers Holding Company firmaron un acuerdo por 300 aeronaves durante una ceremonia en Beijing, con un valor total de más de 37 mil millones de dólares.

En aquel momento, el CEO de Boeing Commercial Airplanes, Kevin McAllister, señaló que China es un miembro clave y comprador importante para la empresa y que buscan ser parte del crecimiento de las flotas chinas para los siguientes años.

Ahora, tras los nuevos impuestos en importación de Trump, este equilibrio podría cambiar.

Actualmente Boeing tiene mil 687 pedidos de aeronaves por parte de más de 30 compañías chinas, de acuerdo con datos de la compañía consultados.

“Si bien es probable que la cartera de pedidos existente no esté en riesgo, las nuevas órdenes ciertamente lo estarían. Las aerolíneas chinas tomaron 202 aviones Boeing el año pasado (26 por ciento de las entregas totales) y pronosticamos que China se mantendrá entre el 18 por ciento y el 22 por ciento del total de entregas de aviones para Boeing y Airbus en la próxima década”, agrega Higgins, de Morningstar.

 

Impacto mínimo en costos

Estados Unidos mantiene varias restricciones e investigaciones sobre el acero chino debido a subsidios que, argumenta el Departamento de Comercio, mantienen el precio de la materia por debajo de un precio justo.

El 70 por ciento del aluminio que utiliza Boeing para construir sus aviones es nacional, y que entre el 25 y 30 por ciento del resto sea importando hace que el impacto neto en el costo sea mínimo.

“Primero, la exposición al acero es mínima: el acero (con un arancel del 25 por ciento según el plan de Trump) representa aproximadamente el 15 por ciento del peso en aviones más antiguos y alrededor del 10 por ciento en modelos más nuevos”, agrega Morningstar.

En un escenario negativo, la compañía armadora experimentaría un incremento de costos del 2.5 por ciento, según Morningstar.

Facebook comments