Pasar al contenido principal
11/12/2018

Se reanudó la búsqueda del Malaysia 370, ¡que haya éxito esta vez!

Juan A. José / Miércoles, 7 Marzo 2018 - 09:53

“Señores pasajeros: Bienvenidos a su vuelo operado con equipo Boeing 777-200. Lamentablemente no podemos garantizar que lleguemos a nuestro destino, debido a un incidente relacionado con una aeronave similar, operada como vuelo 370 de Malaysia Airlines, con 239 ocupantes de 15 nacionalidades a bordo, registrado el 8 de marzo del año 2014, cuyo paradero hasta la fecha es desconocido, como tampoco ha sido posible determinar lo que le ocurrió”.

Sobra decir que a ningún tripulante se le ocurriría hacer un anuncio similar. Sin embargo, lo cierto es que en la medida en la que han pasado cuatro años y el misterio del MH370 sigue siendo eso: un misterio, resulta imposible garantizar a nadie que aquello que le pudo haber ocurrido al avión matriculado 9M-MRO no le podría suceder a otra aeronave de ese modelo o de hecho de cualquier otro. Es así que la aviación civil internacional mantiene desde hace ya cuatro años una deuda pendiente con el público, los familiares y los ocupantes del avión, cuyos restos yacen seguramente en algún lugar del Océano Índico.

Más allá del aniversario, alimentó mi decisión de sentarme por octava vez a preparar un nuevo texto en relación a este vuelo la noticia que nos llegó a finales del año 2017, procedente del Reino de Malasia en el sentido que una compañía norteamericana reinició las labores de búsqueda del avión en favor de su gobierno, mediando un acuerdo que indica que no cobrará por esas labores a menos que tengan resultados positivos. Una de dos: O dicha empresa tiene razones suficientes para creer que está en condiciones de asumir tan grande acometida o se trata de toda una mofa con intenciones poco claras y sin duda despreciables.

Aun así, comparto la esperanza que los organizadores del actual esfuerzo de localización efectivamente tengan elementos que nos hagan albergar esperanzas de que, por lo menos una parte del misterio, en este caso, el de la ubicación final de los restos del aparato será resuelto, inevitable paso para responder otras preguntas en torno a lo que ya se ha convertido uno de los eventos más importantes de la historia del aerotransporte mundial, no sólo por lo que representa en cuestión de víctimas, sino por todo lo que lo rodea en los ámbitos técnicos, estratégicos, legales, económicos y políticos.

La trágica estela del accidente del Airbus A320 de Germanwings en el año 2015, producto de la decisión deliberada del primer oficial y los reportes en el sentido de que el piloto del MH 370 podría haber practicado vuelos en su simulador personal siguiendo una ruta similar a la del avión siniestrado, contribuyen sin duda a elevar la urgencia de descartar la posibilidad de otro accidente provocado voluntariamente desde la cabina de pilotos. Irónicamente, nos acabamos de enterar que uno de los buques empleados en la nueva misión de búsqueda desapareció principios de febrero de los radares por más de 80 horas, luego de que por alguna razón se desconectó su sistema de rastreo, algo que también ocurrió con el MH370.

Sobra decir que hay que desear todo el éxito del mundo al gobierno malayo y a la empresa que contrató en este último esfuerzo destinado encontrar el Boeing 777. Si lo logran sería sin duda una gran noticia para la aviación civil internacional, pero mejor aún para todas aquellas personas que recurren a ella para transportarse o para transportar algo. Ojalá que así sea. En cualquier caso seguiremos pendientes de la evolución del asunto, para en su caso, comentar lo que emane.

Facebook comments