Pasar al contenido principal
12/12/2019

La lucha entre Airbus y Boeing

Gonzalo Carrasco / Martes, 16 Abril 2019 - 20:17

El año 2019 no pinta muy bien ni para Airbus ni para Boeing, ya que, en términos de órdenes y ventas, ambas compañías se han enfrentado a numerosas cancelaciones que afectarán sus ingresos de manera muy significativa.

Por el lado de Airbus, ésta se vio afectada con el cierre de la producción del super jumbo, el A380, en febrero de este año. Enseguida se le vino encima una cascada de cancelaciones que ascendió a 31 unidades que ya no entregará. Las aerolíneas detrás de la decisión son Emirates y Qantas, las cuales optaron por explorar esquemas que no contemplan el traslado de tantos pasajeros en un solo vuelo.

La realidad es que mantener un factor de ocupación alto con un avión con gran cantidad de asientos es sumamente difícil y muchas compañías resuelven el transporte de pasajeros en masa con el incremento de frecuencias con aviones de menor capacidad y así optimizan el factor de ocupación en la mayoría de sus vuelos.

No sólo el programa del A380 ha sufrido cancelaciones: el A350 también ha registrado un total de 42 cancelaciones en lo que va del año (contra 38 pedidos). El A220-100 ha tenido un registro negativo de cinco, el A319neo de ocho, el A320neo de 33 y el A321 de uno. En total, esto le deja a Airbus un saldo negativo de 62 órdenes y 120 cancelaciones en lo que va de 2019.

Boeing, en cambio, inició 2019 con un ambiente optimista, gracias al éxito de su programa MAX, al aumento en los pedidos de los 787 Dreamliner y al inminente lanzamiento del programa 777X. Todo iba para bien hasta que, a mediados de marzo, ocurrió el accidente del vuelo ET302 de Ethiopian Airlines lo que, aunado a las pistas que apuntan a un mal funcionamiento del sistema MCAS en los MAX, han cambiado drásticamente los planes de Boeing.

Actualmente, la flota mundial de aviones MAX está en tierra, la entrega de nuevas unidades está pausada y la confiabilidad en la aeronave es dudosa, lo que ha llevado a una disminución en el ritmo mensual de fabricación de 52 a 42. Además, Boeing espera tener pérdidas multimillonarias por varios frentes, incluyendo con demandas por parte de sus accionistas quienes señalan que fueron engañados por la compañía. Afortunadamente, pese al ambiente complejo que se vive actualmente en Everett, Washington, la empresa ha logrado obtener 95 órdenes a través del primer trimestre de 2019 (compuestas por cuatro B767, 20 B777 y 39 B787, principalmente).

En suma, durante el primer trimestre de 2019, Boeing superó a Airbus en número de órdenes (95 a 62), sin embargo, la empresa europea superó a la estadounidense al entregar 13 unidades más. Predecir que sucederá en el segundo trimestre del año es difícil, pues ante tantas variables tan impredecibles, lo que deben hacer las empresas es enfocarse en su negocio, corregir las fallas que se han tenido y tener suerte en lo que emprendan.

Facebook comments