Pasar al contenido principal
21/07/2018

Escuelas de Aviación, otro accidente

Francisco M. M… / Jueves, 7 Septiembre 2017 - 09:39

"Ningún accidente ocurre por casualidad, todos pueden evitarse "

Revisando las noticias más actuales y de años previos, nos podemos dar cuenta del impresionante aumento de incidentes y accidentes aéreos que han involucrado aviones operados por escuelas de aviación en nuestro país. Desgraciadamente, en la mayor parte de ellos se ha tenido que lamentar la pérdida de vidas.

Al momento de escribir esta columna, todavía no se tiene información oficial o noticias sobre el último accidente sufrido por un avión C-152 de la escuela de Aviación México, el cual ha desaparecido con un alumno y su instructor en la ruta entre Zihuatanejo y Acapulco. Deseo de todo corazón que los tripulantes pronto sean encontrados y se encuentren bien.

No es un secreto que en México existen muchas escuelas de Aviación "patito", que nadie sabe en qué condiciones han obtenido sus permisos de operación. Existen otras que sólo viven y se mantienen del buen nombre que lograron en el pasado. Pero es un hecho que la gran mayoría ha descuidado la renovación y mantenimiento de sus aviones, los cuales operan con equipo de vuelo muy antiguo que registra fallas constantes.

Sus políticas de adiestramiento, programas de mantenimiento, procedimientos operacionales y, en general, la calidad de la instrucción no está cumpliendo con los requisitos necesarios para garantizar la seguridad de sus jóvenes aspirantes pilotos.

Aunque las autoridades de aeronáutica civil declaran inmediatamente el inicio de una investigación tan pronto como se presente un incidente de un avión escuela, poco se vuelve a saber al respecto.

Pasa el tiempo y no hay un seguimiento. No se conoce públicamente la información oficial sobre la investigación, ni sobre las causas de los accidentes y tampoco se conocen cuáles son las medidas que se toman para evitar nuevos accidentes en aviones escuela. Desde luego, nada se sabe sobre cuáles son las responsabilidades en su caso, aunque constantemente se recurre a atribuir todo a los "errores de pilotos".

Esto ya lo había comentado en esta columna hace unas semanas, y hoy resulta más importante que nunca que las autoridades de la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) lleven a cabo una revisión inmediata y seria sobre el funcionamiento de su departamento de escuelas y licencias, así como sobre las concesiones que se dan para operar como academias de vuelo.

En un país como el nuestro, en donde la corrupción es un problema rampante, no me extrañaría en lo más mínimo que de llevarse a cabo esta revisión de manera seria, se encontrarían todo tipo de irregularidades y contubernios que hasta hoy ya han costado muchas vidas.

Nuestras autoridades no pueden permanecer pasivas con respecto a este asunto. Tienen que actuar lo antes posible y revisar a fondo lo que está sucediendo en las escuelas de aviación en México, con el fin de poner el orden de una vez por todas

Revisando la lista de incidentes y accidentes que se han registrado en las escuelas de aviación en México, nadie, empezando por la DGAC, puede permanecer indiferente o ser complaciente por más tiempo cuando hablamos de vidas humanas en riesgo. Eso sería francamente irresponsable.

Ojalá que estas reflexiones no queden en el aire y que no tengamos que lamentar más accidentes fatales en aviones escuela por falta de acciones contundentes, rápidas y eficaces para solucionar un problema que ya ha tomado disensiones que las autoridades no deben de permitir.

Facebook comments