Pasar al contenido principal
28/10/2020

Si yo no viajara, no habría cambiado mi forma de pensar: Mamá Viajera

Jorge Castellanos / Jueves, 10 Mayo 2018 - 09:36
Bloguera y publicista cree que la mujer puede empoderarse a través de los viajes

“El primer viaje que hice sin mi familia, sentí un poco de culpabilidad: es algo muy común en las mamás al dejar a sus hijos, pero es algo que se debe hacer de todas maneras”. Tal es el sentir de la bloguera peruana conocida como Mamá Viajera, quien “empezó a recorrer distintos lugares para romper paradigmas” como madre y como mujer.

Su nombre es Yadira Stefano, experta en mercadotecnia digital, esposa y madre de dos hijos. Es creadora del blog y fan page de Facebook Mamá viajera, que al día de hoy cuenta con más de 10 mil seguidores. Ahí comparte otro tanto de recuerdos, experiencias compartidas y aprendizajes que ha recolectado en varias salidas en auto o avión, sola o con hijos.

“Se convirtió en un vicio para mí: yo ya viajaba pero no lo explicaba nunca y no lo escribía; entonces le di un enfoque más maternal porque en realidad yo viajo mucho con mis hijos. Quería que las mamás que me seguían lograran también hacer estos viajes, ya fuera cerca o lejos, pero que salieran con sus chicos, que es un poco difícil y caótico, pero siempre es maravilloso y gratificante salir de la rutina”, comentó en entrevista para A21.

Yadira ofrece consejos y tips a toda mamá que se lo pide, y así ellas también puedan “arriesgarse”, consentirse y, hasta cierto punto, empoderarse:

“Ser mamá no te dice: ‘olvídate de ti’. Con decirte que iba a la peluquería y sentía culpa de estar esas horas en el salón de belleza y no con mis hijos. Pero me rediseñé, cambié mi chip y pensé en que yo también tengo mi espacio. Si yo no viajara, no habría cambiado mi forma de pensar sobre las cosas, confiesa.

Este cambio de actitud lo ha transmitido a sus hijos al grado de que, para sus cumpleaños, ya no le piden regalos o fiestas sino viajes. “Eso me gusta porque me acompañan a seguir volando”, afirma.

 

México, Latam Airlines y los pequeños detalles

En el itinerario de la Mamá Viajera caben todo tipo de destinos, desde California hasta las cascadas de Iguazú, de donde acaba de regresar. Lugares como París y otras ciudades europeas los está reservando para cuando sus hijos dejen de ser “niños flojos” y puedan disfrutar de largas caminatas y otro tipo de turismo.

 

Iguazú Argentina 💙

Una publicación compartida de Mamá Viajera (@mamaviajes) el

En cuanto a México, país que ya visitó dos veces, Yadira y su familia han podido comprobar la famosa hospitalidad y calidez de los mexicanos: “Cuando fui a Xcaret con mi hermana dije: ‘¡Wow! Aquí debí venir con mis hijos’. Entonces, en el mismo año programamos un viaje familiar y nos fuimos todos juntos a pasarlo allá, justo para celebrar el cumpleaños de mi hijo. Me encantó y ya quiero regresar.

Para sus viajes familiares en avión, esta viajera apasionada toma en cuenta no sólo el precio, la conveniencia –que no tengan escalas– o la comodidad –más espacio entre asientos–, sino también los pequeños detalles.

Por eso cuenta que se volvió fan de Latam Airlines: “casi todos mis viajes los he hecho con esta aerolínea y con ellos he tenido la mejor experiencia. Yo iba con mis hijos y Mikela, la más pequeñita, empezó a hacer un escándalo –no sé por qué– y yo me moría de la vergüenza; entonces los chicos (sobrecargos) le trajeron unas gomitas, le conecté la pantalla y los audífonos y se olvidó del problema. Cuando Latam hizo eso, se robó mi corazón.

 

Viscenso no se duerme 😴

Una publicación compartida de Mamá Viajera (@mamaviajes) el

Así, su consejo para que las aerolíneas enamoren nuevos nichos de mercado es ofrecer conceptos que empoderen a mamás y mujeres por sí mismas, más allá del enfoque familiar tradicional.

Pero esta Mamá Viajera no solo quiere inspirar a que otras mujeres “descubran ellas mismas lo que pueden hacer”, sino también está en la búsqueda de un camino espiritual, con un proyecto a corto plazo para recorrer algunos pueblos no muy visitados del Perú.

“Yo quiero llegar a estos lugares con una maleta llena de cosas que regalar: cosas usadas en buen estado, o comprar algunas cositas, que me permitan no solamente llegar a conocer, sino generar un impacto positivo y ver que puedo hacer algo”.

Facebook comments