Pasar al contenido principal
25/06/2018

El éxito de Airbus, es el éxito de Latinoamérica

Redacción A21 / Martes, 26 Diciembre 2017 - 09:27
Rafael Alonso escribe sobre la evolución y necesidades de la región

Hace unos días, la Asociación Latinoamericana de Transporte Aéreo (ALTA), reconoció a Rafael Alonso, presidente de Airbus para América Latina y el Caribe, por sus 35 años de servicio a la industria aeronáutica otorgándole el Premio "Alas de América". En la última publicación del año (de ALTA), el directivo hace en un texto, un recorrido por lo que ha vivido en Airbus desde 1980, "cuando comenzó su andadura en la armadora, tras un breve periodo en Boeing", reproducimos el texto que refleja lo que ha sido, no sólo su trayectoria, sino el crecimiento de la industria en la región, junto con sus desafíos y necesidades.

A continuación la reproducción de su colaboración "La evolución de la aviación de nuestra querida Latinoamérica":

"Este reconocimiento representa mucho más que el éxito de haber vendido cerca de 2 mil aviones, cifra aún lejana a los 16 mil de los que se vanagloria mi jefe John Leahy, sino que también es un reflejo de la evolución de la aviación en nuestra querida Latinoamérica.

Cuando comencé mi andadura en Airbus en 1983 (tras un breve periodo en Boeing), aunque resulte difícil de creer, la compañía no se parecía en nada a lo que es hoy, y tampoco la industria aeronáutica de aquellos tiempos. En Airbus éramos poco más de 600 personas frente a las 55 mil de hoy.

1983 fue el año en el que el A310 entró en servicio. Airbus tenía una cartera de pedidos de poco más de 300 aviones y en América Latina había siete en operación en dos aerolíneas: Cruzeiro du Sul y VASP.

No obstante, el equipo de ventas para América Latina - cinco personas en total - era tan entusiasta y dinámico como continua siéndolo hoy en día. En aquellos tiempos, muchas de las pequeñas aerolíneas que visitábamos no tenían ni idea de lo que era Airbus.

Y en aquellos días, pensar que Airbus llegaría a dominar el mercado de Latinoamérica era simplemente inimaginable, una utopía.

Recorriendo un poco de historia de la aviación de nuestra querida región…

*En la década de los 80, muchas aerolíneas latinoamericanas eran propiedad del gobierno o estaban bajo su control. Las flotas eran relativamente pequeñas, los aviones eran antiguos y los operadores extranjeros prácticamente dominaban el mercado.

*Sin embargo, el mercado de pasajeros comenzaba a mostrar signos de cambio. Las aerolíneas empezaron a madurar y Airbus tenía buen posicionamiento para abrazar las oportunidades de un mercado que comenzaba a despuntar.

*En la década de los 90, las aerolíneas latinoamericanas comenzaron a privatizarse y a tener más control sobre su futuro. Durante todo ese tiempo, Airbus no superaba el 5 por ciento del mercado latinoamericano.

*Pero en marzo de 1998, ocurrió algo muy significativo que fue el punto de inflexión para Airbus en la región. Desarrollando una idea que surgió en el Salón de Le Bourget de 1997, tras varios meses de negociación y feroz competencia, Airbus ganó el contrato para la renovación de flota de TAM, LAN y TACA: 90 aviones de la familia A320 y 90 opciones. Este pedido histórico para Airbus, y me atrevería a decir para la industria, fue un hito por ser la primera vez en la historia de la aviación en la que se unían varias aerolíneas para comprar aviones. Aerolíneas que lo único que tenían en común era ser privadas, rentables, y gestionadas por familias, por lo que las decisiones se tomaban rápidamente. También señaló el comienzo de un gran crecimiento para muchos operadores de Latinoamérica.

*Hoy, con más de 1,200 aviones vendidos y una cartera de pedidos de unas 650 unidades, alrededor de 650 aviones Airbus operan actualmente en Latinoamérica y el Caribe, lo que representa un 53 por ciento de la cuota de mercado de la flota en servicio. Airbus ha conseguido más del 65 por ciento de los pedidos netos en la región y en los últimos 10 años ha triplicado su flota en servicio.

Si bien nos produce nostalgia pensar en tiempos menos complicados y llenos de romanticismo, la industria nunca se ha mostrado más emocionante y desafiante, en un entorno de sofisticación que cambia a gran velocidad.

En los próximos 20 años, la flota en Latinoamérica y el Caribe aumentará más del doble, pero debemos asegurarnos de que las infraestructuras y la reforma de la aviación evolucionan en sintonía con ese crecimiento. Es por eso por lo que Airbus agradece a ALTA e IATA sus esfuerzos para mejorar el panorama de la aviación en nuestra región.

A pesar de los muchos ciclos económicos y crisis que he visto a lo largo de mi carrera, el futuro de la región sigue siendo muy prometedor. En las próximas dos décadas se prevé un crecimiento económico importante en la región, estimulado por la estabilidad de las democracias, el aumento de la urbanización y la mejora rápida de la infraestructura.

Hemos visto múltiples aerolíneas de bajo coste reinventando la industria, haciendo accesible la aviación a comunidades remotas, atrayendo a pasajeros que no habían volado nunca en avión, y estamos viendo tanto a una clase media emergente que se duplicará llegando a más de 500 millones en el horizonte del 2036 y que usará el avión para irse de vacaciones como a más empresas que buscan reducir sus costes de viaje.

Como pueden ver, estamos frente a nuevos retos y desafíos, pero estoy seguro que nuestra industria seguirá escribiendo un futuro brillante.

Aceptar este premio de ALTA no es sólo una excelente oportunidad para reflexionar sobre cuán lejos hemos llegado como industria, sino también una maravillosa ocasión para inspirar a muchos de ustedes, nuestros lectores, que indudablemente escribirán la historia de la aviación del futuro".

Facebook comments