Pasar al contenido principal
23/07/2018

Tarifas de turbosina deben contemplar a aerolíneas: Canaero

Francisco Pazos / Viernes, 13 Abril 2018 - 16:31

La integración de las líneas aéreas en el proceso definición de las tarifas de almacenaje, suministro y transportación de turbosina, será fundamental para sumar a la competitividad de nuevos actores en el sector, una vez que el mercado de combustibles de aviación se abra.

Así lo consideró Sergio Allard, presidente de la Cámara Nacional de Aerotransportes (Canaero), quien además señaló que la transparencia es otro de los factores cruciales.

“Vemos como grandes retos lograr tarifas competitivas, para lo que consideramos muy importante que seamos consultados. Una consulta que sea hecha antes de la publicación de los precios, con transparencia (…) tenemos que ser consultados para todo el tema de la fijación de precios de la cadena de servicios”, expuso el ejecutivo.

Durante su intervención en el foro “La Reforma Energética y los Combustibles de Aviación”, convocado por Aeropuertos y Servicios Auxiliares (ASA), Allard detalló que la participación que busca Canaero apunta a todos los segmentos: almacenamiento, suministro, transportación e into-plane (directo al ala de avión).

Como parte del posicionamiento de sector frente a la apertura del mercado de combustibles, el presidente de la Canaero agregó que “el 49% que vemos (actualmente) no es suficiente para atraer más inversión”, por lo que “nos gustaría tener un 100%”, indicó.

Experiencias internacionales

Como ejemplos, Allard mencionó a Delta Air Lines, compañía que en Estados Unidos tiene refinerías propias, como modelo de una apertura plena y ordenada del mercado de almacenaje y suministro.

Sobre la transparencia de costos, agregó que las aerolíneas mexicanas que vuelan al extranjero conocen claramente el precio que pagan por el combustible, ya sea en Estados Unidos, Europa e incluso en otros países de la región.

Denunció también la disparidad de tarifas pues en México –y bajo el modelo actual de negocio en donde el único participante es ASA–, el precio por metro cúbico de turbosina es de 10 mil 321 pesos y de 10 mil 500 pesos en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México. Mientras en Europa esa misma cantidad se vende en el equivalente a 9 mil 900 pesos, y alrededor del mundo promedia 9 mil 984 pesos.

“Este es el tamaño de la gran oportunidad que tenemos como industria, todos juntos, para ser más sostenibles y de largo plazo. Que nuestros clientes consumidores tengan un gran beneficio de un proceso más eficiente y con precios más competitivos internacionalmente”, apuntó.

Finalmente, el presidente de Canaero consideró que los retos a corto plazo apuntan a mejorar el transporte logístico del combustible, buscar que los transportistas permitan nuevos competidores, que se limite el almacenaje a un solo proveedor por aeropuerto, y que el expendio into-plane no exceda el costo real del servicio.

Facebook comments