Pasar al contenido principal
20/10/2018

Bandera roja para Niki

Redacción A21 / Miércoles, 13 Diciembre 2017 - 15:29

Un capítulo más se añadió hoy a la novela de terror que ha representado 2017 para la aviación europea. Y es que la aerolínea Niki, filial de la extinta airberlin, emitió hoy una declaración de bancarrota y anunció que cesará operaciones definitivamente a partir de este jueves 14 de diciembre.

En un breve mensaje en su sitio web, la compañía austriaca agradeció la lealtad de sus usuarios tras 14 años de existencia, y ofreció disculpas a aquellos viajeros con viaje programado, a quienes pidió se remitan con sus respectivos operadores turísticos para recibir alguna alternativa.

En tanto, a sus pasajeros varados de Alemania, Austria y Suiza, Niki les aseguró que estaba en negociaciones con otras aerolíneas para encontrarles vuelo de regreso.

Lufthansa mete reversa

Esta noticia se derivó del aviso de cancelación de los planes de Lufthansa para adquirir la empresa aérea fundada por el legendario campeón de Fórmula 1, Niki Lauda.

El consorcio aéreo alemán desistió de su intención, luego de que la Comisión Europea (CE) determinara que esta transacción dañaría la competitividad de la aviación de Austria.

Pese a que el órgano supranacional extendió la fecha límite para actualizar su propuesta, la aerolínea alemana prefirió abandonar las negociaciones.

"Lufthansa informó a airberlin y a sus administradores que seguirá con la transacción acordada sin la compra de Niki", señaló la compañía en un comunicado.

Para Niki, cuyas acciones están bajo control de una fundación privada austríaca, su futuro dependía en gran medida del puente financiero de 150 millones de euros que el gobierno alemán extendió a Lufthansa para el proceso de finiquito de airberlin, empresa aérea que, como se recuerda, declaró su insolvencia en agosto y dejó de operar en octubre.

Y pese a que consorcios aéreos como Thomas Cook e IAG (matriz de British Airways, Iberia, Vueling y Aer Lingus) mostraron interés en absorber Niki, aparentemente, las ofertas no cumplieron las expectativas de la empresa para solucionar sus problemas financieros. El propio Lauda hizo un intento por recuperar control de su aerolínea, sin éxito.

Finalmente, la CE lamentó la decisión de Niki de declarar la quiebra, pues consideró que aún había opciones para remediar los problemas de competencia que se generan por este tipo de fusiones.

Facebook comments