Pasar al contenido principal
24/09/2018

30 años de Aeromar: en ruta directa al crecimiento

Jorge Castellanos / Martes, 5 Diciembre 2017 - 09:45
Con flota renovada y Synergy a bordo, la compañía quiere volar aún más alto en el mercado mexicano

Ixtapa, GRO. Fue el 7 de noviembre de 1987 cuando la llamada “línea aérea ejecutiva de México” inició operaciones con tan solo 42 empleados. A 30 años de este suceso, la empresa aérea de la familia Katz se encuentra en plena transformación para asegurarse de ocupar “el lugar que le corresponde” en el sector aéreo mexicano, empezando con un nuevo plan de negocios que entrará en vigor en enero de 2018 y abarcará los siguientes cinco años, señaló Andrés Fabre, director general de Aeromar.

En un encuentro con medios en Ixtapa, el ejecutivo detalló el plan de vuelo que permitirá a la aerolínea alcanzar sus metas de crecimiento, como transportar un 40 por ciento más pasajeros el próximo año, luego de un 2017 que estimó cerrará con entre 690 y 700 mil pasajeros movilizados, es decir, un alza del 28 por ciento con respecto al año anterior.

Habló de una estrategia en cuatro ejes:

  • Tecnológico. Modernización de flota (con 8 aviones ATR serie 600 con valor de 360 mdd), sistemas de reservas y de mantenimiento.
  • Comercial. Nuevos canales de venta y mezcla de productos diversificada (antes, el 90 por ciento del tráfico estaba enfocado al segmento de negocios; ahora se reparte en 30 por ciento turístico y 70 por ciento corporativo).
  • Control de ingresos. Estimulación de mercados con base en tarifas competitivas.
  • Cultural. Menos rigidez en el trato con el cliente y optimización del uso de tripulaciones a través de la renovación de los contratos colectivos con sindicatos.

Como es sabido, en el fondo de esta transformación está la alianza con Synergy Aerospace, controladora brasileña y dueña de varias aerolíneas en Sudamérica bajo el paraguas de Avianca, que en noviembre de 2016 se comprometió a invertir 100 millones de dólares o hasta el 49 por ciento de las acciones de la empresa aérea mexicana.

Aeromar complementa la estructura de Synergy en Latinoamérica con el segundo mercado más grande en la región después de Brasil”, destacó Fabre.

En cuanto al progreso de la alianza, aseguró que, debido a un acuerdo con los accionistas actuales de Aeromar, ejecutivos de Synergy ya trabajan activamente en la planeación estratégica, ayudando a resolver asuntos clave como las inversiones en tecnología y flota.

¿Nuevo avión, nueva marca?

Hablando de flota, recordemos que fue el propio Germán Efromovich, accionista mayoritario de Synergy, quien en días recientes declaró que Avianca podría pasar a Aeromar algunos de los 200 aviones A320 que ha ordenado a Airbus, para que la empresa aérea mexicana se expanda a rutas que actualmente no puede cubrir con los turbohélices ATR.

Fabre, por su lado, confirmó que están evaluando opciones para la incorporación de otro modelo de aeronave que contribuya a lograr las metas de crecimiento mutuas.

A pregunta expresa sobre si sus aviones van a adoptar próximamente la marca de Avianca, el directivo puso como ejemplo a OceanAir, compañía en la que Synergy invirtió y que, luego de un periodo de transición, finalmente se convirtió en Avianca Brasil.

Pero los cambios de imagen y de flota no serían inmediatos, pero sí en la relación pues, dado el contexto de la alianza Avianca-United Airlines (que según Efromovich se concretará antes de que termine el año), es muy probable que Aeromar incremente sus acuerdos de código compartido con la aerolínea colombiana y otras involucradas, movimiento que Fabre describió como “carambola de tres bandas”.

“El hecho de que tengamos relación con United, y nosotros con la holding de Avianca, nos permite o nos facilita acercarnos a las otras aerolíneas de Star Alliance que operan en México para contribuir aún más al tráfico de estas aerolíneas y ellas al nuestro”, agregó.

Propuesta de valor

Finalmente, Fabre descartó que, con la llegada de Synergy, la línea aérea regional cambie de giro a bajo costo o ultra bajo costo, pues su filosofía –y en ello coinciden con su nuevo socio– es crecer como una aerolínea de servicio completo, es decir, con un producto diferenciado y una propuesta superior de valor, complementada con mejores tarifas.

“Por lo pronto Aeromar seguirá siendo Aeromar. Hemos logrado expandir el mercado con gente que no había volado con nosotros y que encuentra un producto conveniente, puntual, de buen servicio, etcétera. Entonces, sí pretendemos mantenernos en el top del servicio al cliente”, puntualizó.

Facebook comments