Pasar al contenido principal
28/11/2021

Se requiere más autonomía en investigación de accidentes

Redacción A21 / Domingo, 19 Septiembre 2021 - 21:40
Es un buena paso pero falta ir más allá y aumentar el presupuesto

La decisión de que sea la Subsecretaría de Transportes la encargada de realizar las actividades de búsqueda, salvamento e investigación de accidentes e incidentes en la aviación civil mexicana es un paso necesario para cumplir con la normativa internacional, consideraron especialistas.

Ángel Domínguez, tesorero del Colegio de Pilotos Aviadores de México (CPAM) señaló que hace falta que la AFAC sea más diligente para escuchar a la industria aérea y a sus expertos. Asimismo, tanto él como Melvin Cintrón, director regional en América Latina y el Caribe para la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) consideraron que se requiere aún más autonomía para hacer las labores de investigación, pero es un buen comienzo. 

El gran problema de la investigación de accidentes a nivel mundial es la falta de presupuesto, señaló Cintrón, debido a que muchos gobiernos ven estos departamentos como excesivamente caros, considerando que no se ocupan diariamente. 

“Para muchos países, la investigación de accidentes es un costo que parece muy elevado para algo que no se usa en el día a día o piensa que no se usa, pero si está funcionando correctamente, ese grupo siempre está buscando las mejoras para prevenir los accidentes”, aseguró. 

Domínguez añade que: “Si empezáramos con que tuvieran un excelente presupuesto, un buen equipo de investigación, tecnología, personal que se encuentre bien entrenado, sería muy buen inicio. ¿Por qué necesitamos personal entrenado? Porque investigar un accidente no es ver y tratar de deducir, hay toda una carrera de investigador de accidentes, con una literatura y cientos de cursos a nivel internacional para impulsar la preparación”, puntualizó. 

“La investigación de accidentes es una de las áreas que sigue siendo uno de los grandes retos a nivel global y es donde hay mayores deficiencias. ¿Por qué? Porque la institución de investigación debe ser independiente de la Agencia Federal de Aviación Civil (AFAC), o de la interferencia de otros. Tiene que ser una autoridad autónoma sin influencia de instituciones que puedan implicar un conflicto de interés sobre la actividad de esta entidad investigadora”, explicó Cintrón.

El director regional de OACI instó a que en la aviación, los gobiernos e industria no sean reactivos y se comprenda la importancia de los equipos de investigación de accidentes para que, en el caso de que sí ocurra algo, haya personal capacitado y profesional que pueda llevar las pesquisas necesarias y permita que la aviación continúe como el modo de transporte más seguro a nivel mundial. 

“Antes había muchos accidentes, y cuando hay muchos accidentes, las investigaciones hacen sus dictámenes, encuentran qué causó el accidente, qué pasó y pueden dar sus recomendaciones; en el pasado, eso era lo malo pero obligaba a tener áreas específicas para evitar los accidentes. Ahora, lo bueno es que no hay tantos accidentes, pero lo malo es que al mantenerse las cifras bajas, los países creen que no necesitan una autoridad si ven que sólo tuvieron un accidente en los últimos 10 años”, dijo Cintrón.

El Colegio de Pilotos, por su parte, añade que: “Vemos como un buen primer paso que la hayan separado de la AFAC, era algo que veníamos pidiendo desde hace muchos años. ¿Qué otras áreas de oportunidad vemos? Un montón, de entrada, el presupuesto que pueda tener esta dirección”.

Entre los aciertos que ha tenido el gobierno está que el ingeniero Armando Constantino permanezca al frente de este equipo interdisciplinario de investigaciones. “El ingeniero ha hecho un trabajo excelente y no le han tocado casos sencillos, como los accidentes de Durango (Aeroméxico) y Puebla (el helicóptero en el que viajaban los exgobernadores de Puebla, Erika Alonso y Rafael Moreno Valle). Estos fueron casos complejos y mediáticos y se hizo un trabajo ejemplar”, enfatizó Domínguez. 

Lo que hizo la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) con esta decisión es apegarse a lo que está en el Anexo 13 de la OACI, la cual menciona que los Estados contratantes deben asegurarse de que exista una agencia que se dedique a la investigación de incidentes y accidentes, pero que no dependa directamente del regulador, en este caso, de la Agencia Federal de Aviación Civil (AFAC), señaló el tesorero del CPAM. 

“Le quitan a la AFAC la responsabilidad de investigar esto, porque caíamos en un juego en donde la Comisión Investigadora de accidentes podía entenderse que era juez y parte, al depender directamente de la AFAC. Ahora que se reporta directamente a SCT, esto hace que el proceso sea mucho más transparente”, agregó.

En Estados Unidos, por ejemplo, la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte (NTSB) responde directamente al Congreso de los Estados Unidos; lo mismo ocurre en Canadá, donde la dirección de investigación le responde al Parlamento. Por su parte, en Reino Unido la situación es similar a la que existe en México y la agencia de investigación responde a su departamento de Transporte.

Facebook comments