Pasar al contenido principal
09/12/2021

¿Tendrá Delta un flujo positivo de caja para junio?

René Armas Maes / Jueves, 7 Enero 2021 - 15:39

La quema de efectivo diaria es un indicador importante en estos tiempos para cualquier aerolínea ya que permite a sus accionistas y acreedores evaluar la capacidad de la empresa para mantener la liquidez y la generación de efectivo al mismo tiempo que le permite a las aerolíneas pagar sus deudas y regresar la inversión a sus accionistas.

En estos días, el presidente de Delta Air Lines anunció que la aerolínea alcanzaría un flujo de caja positivo antes del mes de junio. ¿Será posible o es demasiado optimista? Pareciese que es bastante optimista, especialmente en los primeros seis meses del 2021, ya que se espera que estos meses, en términos de recuperación de la demanda, sean muy difíciles, debido a una cantidad de retos como estos:

1) La mutación del virus aumentó el miedo a viajar y estos temores y ansiedades continúan siendo la variable más incontrolable con la que se enfrentan las aerolíneas para incentivar y recuperar la demanda.

2) Es muy probable que las reuniones familiares y de amigos en la Navidad pasada ayude a que los casos de contagio se disparen, lo que desacelerará aún más la demanda y la venta de boletos aéreos. Ejemplo: El pasado 5 de enero, EE. UU. reportó la mayor cantidad de muertes diarias por covid-19 hasta la fecha.

3) El Brent ha subido casi un 30% en comparación con julio de 2020 y se sitúa en 55 dólares el barril, lo que impacta negativamente los márgenes de las aerolíneas. El costo de combustible para las aerolíneas representa un 30% a 40% de su gasto total.   

Delta Air Lines

Fuente: Market insiders. Julio de 2020 a Enero 2021.

4) A noviembre, las tarifas nacionales en los EE. UU. se encuentran en US$222 o un 20% por debajo en comparación con hace 12 meses y los factores de ocupacion se encuentran entre 45% a 60%. Respecto a los vuelos internacionales, se observan descuentos del 50% y factores de ocupacion aún más bajos.  

5) Demanda de pasajeros. Para que la aerolínea pueda ver un aumento significativo en la demanda y por ende en sus ingresos, necesita que los pasajeros que viajan por negocios comiencen a volar en masa. Sin embrago, no se espera un aumento significativo en su volumen por lo menos en los próximos 6 meses y puede inclusive ser así en todo el 2021.

6) Nuevas restricciones de viaje y cuarentenas. Los casos de covid-19 continúan subiendo por ejemplo en los EE. UU., Canadá, Europa, México y Brasil por mencionar algunos países. Más aún, se espera un recorte fuerte de capacidad en las próximas semanas en el Reino Unido, Francia y otros países de Europa. Igualmente, nuevas cuarentenas obligatorias de 14 días inclusive con un test PCR negativo por ejemplo en Canadá y Perú representan un nuevo reto para estimular la demanda.   

7) Delta continúa con su estrategia de bloquear el asiento del medio como una estrategia diferenciadora que ayude a dar mayor tranquilidad a sus pasajeros pero esta estrategia reduce hasta en un tercio el potencial de generación de ingresos en sus aviones de un solo pasillo. Por ahora, esta estrategia sigue en pie hasta el 30 de marzo pero en mi opinión la extenderán por lo menos otros 3 meses.

8) Históricamente, la demanda nacional de pasajeros en los EE. UU. en el primer trimestre de cada año es la más baja, cuando se compara con los otros trimestres del año.

La quema de efectivo diaria de Delta promedió los 100 millones de dólares por día en marzo 2020, y ha sido reducida a 24 millones para el segundo trimestre, con un promedio de 18 millones diarios en septiembre, mientras que la aerolínea ha pronosticado 11 millones de dólares por día para el mes de diciembre del 2020. Si bien la aerolínea ha logrado disminuir en un 89% su flujo de caja de salida, lo cual es admirable, pareciese que las condiciones no están dadas para que pueda tener flujo de caja positivo a junio del 2021.

Por lo tanto, pareciese que es poco factible que Delta Air Lines pueda tener un flujo de caja positivo en junio del 2021 basado únicamente en un despertar de la demanda, optimización de las tarifas y los factores de carga. Sin embargo, ¿podría la aerolínea utilizar otras estrategias para alcanzar un punto de equilibrio entre sus flujos de caja entrantes y salientes basados en el actual entorno? Bien pudiese, incluyendo:

  1. Estrategias a corto plazo
  • Incrementar su flujo de caja por medio de la venta de activos fijos, como por ejemplo transacciones sales and leaseback de sus aviones. De hecho, la aerolínea cuenta con activos sin deudas atadas con acreedores por US$10 mil millones. Estos le podrían ayudar a pagar deudas y cubrir gastos operacionales.
  • Nuevas rondas de recorte de costos (estas son verdaderamente importantes hoy en día) por encima de tratar de conseguir algún premium en la venta de boletos por lo menos en los próximos seis a 12 meses. Por lo tanto, el enfoque primario debe ser en la reducción de costos y buscar eficiencias operacionales si se tiene intenciones de lograr un flujo de caja próximamente. Estos recortes deben incluir concesiones en sueldos, beneficios y productividad. Si bien Delta comenta haber conseguido un 40% de ahorros en las negociaciones laborales, sin incluir a sus pilotos, posiblemente y de ahora en adelante se enfocará en estas negociaciones. En general y bajo un proceso de reestructuración, las aerolíneas buscan alcanzar un 60% de los ahorros por medio de negociaciones de contrato laborales. Finalmente, se podrían buscar otras soluciones como salidas voluntarias de empleados así como una mayor cantidad de jubilaciones anticipadas.
  • El programa de ayuda federal CARES. El primer programa de ayuda federal fue por US$ 25 mil millones. El segundo hasta finales de marzo del 2021 es por US$15 mil millones. Sin embargo, en el tiempo este programa no es sostenible. 
  1. Estrategias a mediano plazo (sin embargo ayudarían poco en la meta de flujo de caja para junio 2021):
  • Optimización de flota. En cuanto a la flota, utilización de una flota más moderna y de menor consumo de combustible que logre bajar sus CASKs (costo de asiento por kilómetro volado). Igualmente y muy importante, máxima capacidad de asiento por avión sobre todo si se planea mantener bloqueado la venta del asiento del medio más allá del 30 de marzo.
  • Optimización en sus hubs y alianzas estratégicas.

En caso de que el presidente de Delta basara su proyección del flujo de caja en una combinación de estas estrategia a corto plazo, la pregunta que sigue es: ¿podrá este equilibrio en sus flujos de caja mantenerse en tiempo?    

Por ende, la aerolínea debe analizar cuidadosamente los costos mensuales para mitigarlos y contenerlos en el tiempo de manera que pueda contar con un flujo de caja positivo y más allá de punto neutral en el tiempo.  

Finalmente, el presidente de Delta ha comentado que tan pronto logre un flujo de caja positivo es cuando buscará pagar la deuda pendiente. De tal manera los inversionistas, sus acreedores y los analistas de la industria, incluyéndome estaremos muy pendientes de cuándo y cómo la aerolínea es capaz de lograr este punto de equilibrio y su sostenibilidad en el tiempo.         

Sin embargo, recordemos que Delta había anunciado que tenía planes de contar con un flujo de caja positivo para finales del 2020, lo cual no ocurrió y luego tuvo la aerolínea que retractarse comentando que los retos eran más grandes de lo esperado sobre todo porque la demanda de pasajeros no aumentó como se esperaba. 

René Armas Maes es Vicepresidente Comercial y socio de MIDAS Aviation, consultora londinense especializada en aviación. Los proyectos que dirige se enfocan en la reestructuración de negocios, planificación estratégica, desarrollo comercial y reducción de costos. Igualmente, René es instructor de gerencia de aerolíneas y gestión de aeropuertos. Recientemente, René ha participado en charlas online en Embry-Riddle Aeronautical University, la firma estadounidense OAG y la Universidad de Barcelona en España. Puede comunicarse con René a través de su página de Linkedin.

Facebook comments