Pasar al contenido principal
19/06/2024

Las oportunidades comerciales en la nueva economía del espacio

Fermín Romero / Viernes, 7 Junio 2024 - 01:00

La nueva economía espacial (NEE) / New Space Economy (NSE), impulsada por la reducción de costos y el aumento de la inversión privada, está abriendo un mundo de oportunidades comerciales para empresas de todos los sectores. De acuerdo con el Foro Económico Mundial / World Economic Forum (WEF), se estima que para el año 2035 el mercado espacial alcanzará un valor de $1,8 billones, impulsado por el avance tecnológico, la creciente inversión privada (New Space) y la mayor demanda de productos y servicios espaciales. Aunque por ahora estas oportunidades parezcan distantes, hay muchas formas de participar en ese dinámico mercado con un enorme potencial de crecimiento. A continuación, destaco algunos de las industrias más prometedoras:

 

1. Satélites:

  • Internet de banda ancha: Constelaciones de satélites de órbita baja (LEO) como Starlink, OneWeb y Kuiper -que lideran este segmento- están proporcionando acceso a internet de alta velocidad a zonas remotas y subdesarrolladas, con potencial para conectar a miles de millones de personas. En la colaboración anterior dimos cuenta de la batalla que libran las empresas estadunidenses y chinas por el dominio espacial en la órbita baja terrestre.
  • Observación de la Tierra: Los satélites recopilan datos valiosos sobre el clima, la agricultura, los recursos naturales y el medio ambiente, que son utilizados por empresas y gobiernos de todo el mundo para la toma de decisiones informadas. Las empresas que diseñan, fabrican y lanzan satélites, así como las que proporcionan servicios basados en datos satelitales, están bien posicionadas y obtienen grandes utilidades.
  • Comunicaciones: Los satélites proporcionan servicios de comunicación esenciales para la navegación aérea y marítima, inteligencia geoespacial, geolocalización, radiodifusión y telecomunicaciones.

 

2. Transporte espacial:

  • La industria del transporte espacial está en auge, con nuevas empresas que desarrollan cohetes reutilizables, vehículos espaciales y servicios de turismo espacial. Las empresas que operan en este sector se beneficiarán de la creciente demanda de servicios de transporte espacial por parte de gobiernos, empresas y particulares.

 

3. Turismo espacial:

  • Viajes espaciales suborbitales y orbitales: Empresas como SpaceX, Virgin Galactic y Blue Origin ofrecen vuelos espaciales de corta duración para turistas que buscan una experiencia única fuera de este mundo. En la era de la NEE, viajar al espacio tendrá que volverse cada vez más accesible, lo que abre oportunidades tanto para las empresas de turismo espacial como para los turistas interesados en esta experiencia.
  • Hoteles espaciales: En un futuro próximo, se construirán hoteles espaciales que proporcionarán alojamiento en los siguientes lustros para turistas de altos ingresos, científicos e investigadores. Axiom Space Inc. es una empresa privada estadounidense desarrolladora de infraestructura espacial, fundada apenas en 2016.
  • El turismo espacial -según el WEF- dejó de pertenecen al ámbito de la ciencia ficción. Se espera que el mercado tenga un límite de entre 4.000 y 6.000 millones de dólares, de ahora al 2035, y la mayoría de los ingresos provendrán de estancias en órbita a bordo de estaciones espaciales privadas, por parte de personas de alto ingreso y patrimonio neto. De acuerdo con el director ejecutivo de Axiom Space, Michael Suffredini, el futuro del espacio no sólo se trata de los destinos turísticos ofertados sino de los ecosistemas económicos que se crean en el camino.

 

4. Manufactura espacial:

  • Materiales avanzados: La microgravedad del espacio ofrece un entorno único que permite la producción y fabricación de nuevos materiales avanzados y productos con propiedades superiores a las que se pueden fabricar en la Tierra. Las empresas que desarrollan tecnologías de fabricación espacial tendrán un gran impacto en una amplia gama de industrias e investigación científica, desde la medicina, ingeniería genética, electrónica y construcción, entre muchas otras.

 

  • Impresión 3D: La impresión 3D y otras tecnologías avanzadas en el espacio revolucionarán la manufactura espacial, permitiendo la fabricación de productos y piezas complejas personalizadas, sin las limitaciones de la gravedad y con aplicación en diversos sectores.

 

5. Minería espacial:

  • Asteroides: Se estima que los asteroides y otros cuerpos celestes contienen grandes cantidades de recursos valiosos, como metales preciosos, agua y minerales, que podrían ser extraídos y traídos a la Tierra. La apuesta económica de las empresas que desarrollan tecnologías para la minería espacial permitirá facilitar un nuevo y vasto suministro de recursos para la Tierra.
  • Luna: La Luna también es rica en recursos, como el helio-3, entre muchos otros, que podrán utilizarse para la fusión nuclear entre otras aplicaciones. La extracción de recursos de asteroides y otros cuerpos celestes como la Luna, es un área emergente con potencial para evolucionar tendencias como el In Situ Resources Utilization (ISRU), para su posterior aplicación en Marte y más allá.

 

6. Energía espacial:

  • La energía solar y otras fuentes de energía espacial tienen el potencial de proporcionar energía limpia y sostenible para la Tierra. Las empresas que desarrollan tecnologías de energía espacial ayudarán a resolver la crisis climática y energética con propuestas sustentables.
  • El desarrollo de paneles solares y otras tecnologías para la generación de energía en el espacio contribuirá a encontrar alternativas sostenibles para la Tierra.

 

7. Investigación científica:

  • Microgravedad: La microgravedad espacial permite realizar experimentos científicos que no son posibles en la Tierra, en campos como la biología, la física de materiales y la medicina. Los gobiernos y empresas privadas están invirtiendo fuertemente en investigación espacial, creando oportunidades para empresas que desarrollan tecnologías y servicios para la exploración espacial.
  • Astronomía: Los telescopios espaciales como el Hubble y el James Webb nos permiten observar y descubrir el universo con una claridad y profundidad sin precedentes, ampliando nuestro entendimiento del desarrollo del universo y los fenómenos que suceden en éste.

 

Además de estos y otros sectores, también existen oportunidades en áreas tales como:

  • Logística espacial: Transporte de carga y suministros a la órbita baja terrestre (estaciones espaciales internacionales y privadas) por ahora, posteriormente a la Luna, Marte y más allá.
  • Reducción, mitigación y eliminación de desechos espaciales: Limpieza de la órbita baja terrestre de satélites no funcionales y otros desechos espaciales es una necesidad urgente.

 

Estas son solo algunas de las múltiples oportunidades comerciales que ofrece la NEE. En la medida que la tecnología espacial continúe desarrollándose, es previsible el surgimiento de nuevas industrias disruptivas e innovadoras y aplicaciones que aún no podemos siquiera imaginar. La convergencia de tecnologías emergentes creará nuevas aplicaciones y servicios basados en tecnología espacial de utilidad para diversas industrias en la Tierra.

 

De acuerdo con el informe del WEF -que cite al inicio- Espacio: La oportunidad de 1,8 billones de dólares para el crecimiento económico global, elaborado en colaboración con McKinsey & Company las innovaciones en la tecnología espacial ya impulsan a grandes sectores relacionados, añadiendo más valor que nunca, desde los pronósticos meteorológicos hasta los cada vez más omnipresentes dispositivos inteligentes y brindan beneficios a la sociedad y a una amplia gama de industrias: el comercio minorista, los bienes de consumo y el estilo de vida; alimentos y bebidas; cadenas de suministro y transporte. A medida que los costos se reducen y la accesibilidad aumenta, la tecnología espacial influenciará a industrias enteras e impactará positivamente en las empresas y la sociedad en cuestiones como el combate a la desigualdad a través de servicios dirigidos a la sociedad (educación salud, reducción de la brecha digital, servicios bancarios, etc.); monitoreo y mitigación del cambio climático; gestión de los desastres ocasionados por fenómenos naturales e impulsando a las pequeñas empresas y startups para operar a escala global.

 

El informe -elaborado por expertos del espacio y otras industrias- proporciona una panorámica precisa -hasta el momento- de la trayectoria futura de las capacidades de la tecnología espacial y cómo esta afectará a otros sectores, además describe los desarrollos clave que darán forma al espacio y las industrias adyacentes durante la siguiente década (hasta 2035). Los cuatro ejes de este desarrollo previsto se concentran en:

 

1.    El espacio será una parte importante de la economía global. Para 2035, se prevé que la economía espacial alcance los 1,8 billones de dólares, frente a los 630.000 millones de dólares que alcanzó en 2023 y con una tasa de crecimiento promedio del 9% anual, cifra considerablemente superior a la tasa de crecimiento del PIB mundial. Las tecnologías basadas en el espacio como comunicaciones; posicionamiento, navegación y observación de la Tierra (EO) serán los principales impulsores de este crecimiento.

2.    El impacto del espacio irá cada vez más allá del espacio mismo. La proporción de la NEE total captada por los proveedores tradicionales disminuirá lentamente en beneficio de otros servicios, como las aplicaciones de transporte, cuyos servicios dependen de tecnología satelital.

3.    El espacio se concentrará más en conectar a personas con bienes y servicios, esencialmente en cinco sectores: cadena de suministro y transporte; alimentos y bebidas; defensa (Estado); comercio minorista, consumo y estilo de vida; y las comunicaciones digitales, que generarán el 60% de la economía espacial global en 2035, aunque otros sectores relacionados también se beneficiarán.

4.    El retorno de la inversión (ROI) espacial será una cuestión más que financiera. El espacio desempeñará un papel cada vez más vital en la mitigación de los desafíos mundiales, tales como la alerta de desastres y el monitoreo del clima, la ayuda humanitaria y una prosperidad más amplia y equitativa.

 

El abaratamiento en los costos de lanzamiento influenciada por los cohetes reutilizables, la miniaturización de los satélites (nano satélites) y la innovación comercial permiten hacer mucho más que nunca en el espacio; lo que generará una creciente expansión de la nueva economía espacial. Los costos de lanzamiento se han reducido diez veces en los últimos 20 años, lo que posibilita mayores lanzamientos, abriendo mayores oportunidades para poner en órbita objetos espaciales; en este rubro es muy importante la sostenibilidad a largo plazo de la actividad humana en el espacio, mediante la atención urgente de la gestión del tráfico espacial (STM) y los desechos espaciales; temas abordados en amplitud en colaboraciones previas. La cantidad de satélites lanzados por año creció a un ritmo del 50%, mientras que el precio de los datos (clave para la conectividad y una gran oportunidad de negocios), también cayó, tendencia que continuará en otros sectores.

 

Respecto al financiamiento de estas actividades, el sector espacial registra un incremento de inversionistas –incluidos actores estatales y no estatales– que están invirtiendo en el espacio, cuyas inversiones alcanzaron máximos históricos de más de 70.000 millones de dólares invertidos entre 2021 y 2022.

 

El informe también señala que industrias adyacentes como la agricultura, la tecnología de la información, los seguros y la construcción se beneficiarán de los ingresos multimillonarios del sector, la eficiencia de costos y los beneficios ambientales que ofrecen las tecnologías espaciales. La cadena de suministro y el transporte se beneficiarán de una logística más eficiente y rentable, mientras que la industria de alimentos y bebidas tendrá una mayor eficiencia en la entrega de productos perecederos. Finalmente, el informe predice que el espacio tiene el potencial de cambiar el mundo, ayudando a resolver algunos de sus mayores desafíos, desde los impactos en la alerta en la gestión de desastres climáticos, un mayor acceso a redes de comunicación resilientes y un seguimiento optimizado a través de datos de posicionamiento satelital, apoyar los esfuerzos para mitigar la crisis del cambio climático -a través de innovaciones-, abordar la desigualdad (disparidad económica derivada de una inequitativa distribución de la riqueza) mejorando el acceso a la educación y la actividad económica, reducir las brechas digitales, ampliar el acceso a la educación y los servicios de salud, permitir un seguimiento preciso de la agricultura y los recursos naturales, entre muchas otras aplicaciones. Sin duda, estos sectores descritos serán motores para la expansión de la economía espacial global.

 

Para aprovechar estas oportunidades anteriormente descritas, las empresas y emprendedores interesados deben tener una comprensión clara del panorama espacial actual, estar dispuestos a asumir riesgos (la industria espacial es altamente riesgosa pero muy lucrativa) y contar con las habilidades y recursos necesarios para operar en este desafiante entorno. Si estas interesado y tienes las habilidades y la motivación requeridas, lo primero que debes hacer es investigar sobre los diferentes sectores de la economía del espacio con el propósito de identificar un problema u oportunidad en la industria espacial, desarrollar un plan de negocios para abordarlo con soluciones efectivas, contactar con alguna red de profesionales de la industria espacial (la Fundación Acercándote al Universo-FAU es una alternativa), buscar fuentes financiamiento disponibles para empresas espaciales, incluyendo capital de riesgo, subvenciones gubernamentales y préstamos; de esta manera podrás tener éxito en este atractivo mercado en crecimiento. El 22 de junio de 2023 se publicó en este portal mi colaboración “Construir una industria espacial relevante en la era New Space”, que proporciona elementos adicionales sobre este tema y que también te recomiendo leer.

 

“Los  artículos firmados  son  responsabilidad  exclusiva  de  sus  autores  y  pueden  o  no reflejar  el  criterio  de  A21”

 

Facebook comments