Pasar al contenido principal
04/12/2021

Pendiente conocer capacidad operacional de AIFA: CPAM

Pilar Juárez / Martes, 23 Noviembre 2021 - 20:14
Es un factor clave para no comprometer la seguridad de las operaciones

A cuatro meses de que sea inaugurado el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles, que se construye en la Base Militar Aérea de Santa Lucía, Estado de México, aún no se ha determinado cuál será su capacidad, un factor de gran relevancia para no comprometer la seguridad de las operaciones, indicó Heriberto Salazar Eguiluz, presidente del Colegio de Pilotos Aviadores de México (CPAM).

Durante su participación en la presentación del XIII Encuentro de Seguridad Aérea del Colegio, que se llevará a cabo el 30 de noviembre, el especialista apuntó que nunca se ha revelado cuál será la capacidad de la terminal, lo que es información de suma importancia para no llegar a un punto en el que las operaciones se vuelvan inseguras. Esta ha sido la información que la industria ha querido conocer desde que se anunció el Sistema Aeroportuario Metropolitano que contempla, además del AIFA a los aeropuertos de Toluca y de la Ciudad de México, aeropuerto donde antes de la pandemia de covid-19 se llegaron a registrar hasta 400 mil operaciones anuales.

Salazar Eguiluz agregó que en un análisis de riesgo sobre este aeropuerto civil/militar, salta como un reto la falta de comunicación entre ambos tipo de operaciones, ante lo cual, Servicios a la Navegación del Espacio Aéreo Mexicano (Seneam) necesita elaborar una guía para coordinar los movimientos y evitar cualquier riesgo.

“Los aeropuertos podrán funcionar, pero hasta un cierto límite de operaciones, ya que en las reuniones que ha habido se han encontrado varios riesgos que se deben de mitigar, pero todo eso se va a ir mitigando en la cantidad de operaciones que puede tener uno u otro aeropuerto”, explicó.

Por su parte Juan Carlos Curzio, director de seguridad aérea de Grupo Aeroméxico, refirió que han dado seguimiento a los trabajos de reestructura del espacio aéreo diseñado por NAVBLUE y actualmente se encuentran realizando pruebas en simuladores con la información que proporciona Seneam.

“Todos los cambios generan riesgos y lo importante es identificar por cada uno de los actores los peligros que existen y gestionar de manera segura” agregó Curzio, y agregó que las restricciones de la Ciudad de México dadas por la orografía y la actividad volcánica, son riesgos identificados que si bien impactarán en la capacidad operacional, serán mitigados como industria, sobre todos por los actores más importantes, el AIFA y Seneam.

Facebook comments