Pasar al contenido principal
01/08/2021

Santa Lucía debe nacer certificado: especialista

Daniel Martíne… / Domingo, 13 Junio 2021 - 22:28
Es importante que, a la par, México recupere la Categoría 1 para que Santa Lucía no inicie sin operadores

El Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA) debe ser certificado por la Agencia Federal de Aviación Civil (AFAC) antes de iniciar sus operaciones, pues de no hacerlo, estaría fuera del marco legal actual, señaló Carlos Smith Picco, especialista en materia aeroportuaria.

De acuerdo con la Ley de Aeropuertos, los concesionarios o permisionarios de aeródromos de servicio público deben proporcionar datos que permitan conocer la construcción, administración, operación y explotación de los aeródromos civiles y servicios relacionados, con el fin de obtener la certificación de los mismos. En caso de que no se cumpla con las condiciones de seguridad y operación, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes puede nombrar un verificador especial para que se corrijan las irregularidades, indicó Smith Picco.

La Ley prevé sanciones por incumplimiento en las condiciones de construcción, operación y explotación de aeródromos civiles (cinco mil a ciento veinte mil Unidad de Medida y Actualización (UMA)), construir u operar un aeródromo civil sin la concesión o permiso correspondiente, (cinco mil a doscientos mil UMA), o por no cumplir con lo solicitado en el dictamen correspondiente conforme a las facultades de verificación de la autoridad (mil a cincuenta mil UMA), entre otras.

Asimismo, es necesario que la AFAC trabaje simultáneamente en el proceso de certificación del AIFA y en recuperar la Categoría 1 por parte de la Administración Federal de Aviación (FAA) de Estados Unidos, o, en caso contrario, se podría ver restringido el número de aerolíneas que operen en esta terminal, señaló el director de la unidad de inspección en Amezcua, Lóyzaga, Smith y Asociados S.C. (ALSA), una de las empresas verificadoras avaladas para evaluar a los aeropuertos mexicanos.

“Es importante que el AIFA nazca certificado y es importante que la degradación dure lo menos pronto posible y que no conservemos la Categoría 2 hasta que el AIFA esté a punto de abrir porque sino, ¿quién volará allá?”, cuestionó Smith Picco en entrevista con A21.

Actualmente las aerolíneas mexicanas no pueden abrir rutas nuevas, ni incrementar frecuencias a los Estados Unidos, como resultado de la pérdida de Categoría el pasado 25 de abril. Esto limitaría mucho las opciones disponibles que tendrían las aerolíneas mexicanas en caso de que se decidan a operar desde el Felipe Ángeles, terminal que tiene prevista su inauguración el próximo 21 de marzo de 2022.

Con respecto a quién pueda certificar el nuevo aeropuerto, Smith Picco señaló dos opciones: la misma AFAC, o alguna empresa certificadora (como ALSA) que funcione como unidad de inspección.

“Este aeropuerto va a tener que nacer certificado y ¿quién lo puede hacer? O lo certifica la propia AFAC o se va apoyar de las unidades de inspección para que nosotros evaluemos la conformidad, que cumpla con las normas, y si las cumple, demos la constancia de conformidad y que AFAC emita su certificado, como es su facultad”, indicó.

El trabajo que realizan empresas como ALSA es evaluar el diseño y construcción de los aeropuertos mexicanos y su conformidad con las normas establecidas en el Anexo 14 de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI), y adicionalmente, se dedican a cuidar la seguridad operacional, o safety, auxiliando a la autoridad aeronáutica en la materia.

“La autoridad aeronáutica aún tiene la facultad para hacer esas inspecciones, pero como no tiene recursos humanos ni la suficiente capacitación, hace diez años se hizo una convocatoria para que estas unidades de inspección, antes unidades de verificación, se acreditaran bajo los requisitos de la entidad mexicana de acreditación”, detalló el especialista.

Facebook comments