Pasar al contenido principal
20/04/2024

Respalda ERA la agenda europea de sostenibilidad

Redacción A21 / Martes, 2 Abril 2024 - 01:00
No obstante, consideró como hostiles las políticas de vuelos cortos

Montserrat Barriga, directora general de la Asociación de Aerolíneas de las Regiones Europeas (ERA), respaldó las medidas tomadas por autoridades europeas para mitigar las emisiones del sector aéreo. 

Si bien la directiva reconoció que el panorama es un “tanto hostil” sobre algunas políticas contra vuelos cortos, afirmó que está convencida de que las aerolíneas cumplirán con las leyes. 

En este sentido, la directiva se refirió a la hoja de ruta “Destino 2050”, documento que describe la estrategia de descarbonización de la industria y el cual fue firmado conjuntamente por cinco organizaciones que representan una gran parte del sector de la aviación comercial en Europa.

El documento técnico detalla cómo la industria pretende descarbonizarse progresivamente, de aquí al año 2050. El plan de acción se basa en cuatro pilares: medidas económicas como el Sistema de Comercio de Emisiones (ETS), el uso de combustible de aviación sostenible (SAF), el despliegue de nuevas tecnologías como la propulsión eléctrica y de hidrógeno y, finalmente, el desbloqueo de ganancias de eficiencia al permitir que los aviones naveguen por los cielos europeos de manera más racional.

“Los cuatro tienen un papel que desempeñar. Pero si hay un área en la que podemos hacer una contribución particularmente importante es en la adopción de nuevas tecnologías porque es en el mercado regional donde muchas de estas tecnologías se probarán e implementarán por primera vez", añadió. 

La directiva dijo que si “todos avancemos” hacia este objetivo, entonces estaríamos alineados con el objetivo principal, descanronizar al sector.

No obstante, la directiva añadió que las prohibiciones de vuelos de corta distancia no contribuyen en nada al medio ambiente. 

Barriga se refirió a la reciente prohibición de vuelos de corta distancia en Francia, que se estima que ha tenido un efecto insignificante sobre las emisiones.

Indicó que los vuelos de corta distancia están sometidos a una intensa presión en Europa. Las aerolíneas de este segmento no sólo tienen que lidiar con márgenes relativamente bajos y presiones competitivas, sino que ahora enfrentan un nuevo desafío potencialmente existencial.

Activistas medioambientales y políticos de varios países europeos están presionando para que se prohíban los vuelos de corta distancia, en un intento por reducir las emisiones de carbono. 

En su forma actual, se espera que estas prohibiciones tengan un impacto práctico limitado en las cifras de emisiones.

Facebook comments