Pasar al contenido principal
04/04/2020

Esto se necesita para que el MAX opere de nuevo

Redacción A21 / Martes, 11 Febrero 2020 - 13:54
La FAA espera realizar próximamente un vuelo de prueba de certificación; sin embago, no señaló una fecha precisa

Steve Dickson, director de la Administración Federal de Aviación (FAA) de los Estados Unidos, expuso los pasos que deben llevar a cabo antes que el Boeing 737 MAX regrese al servicio. Te los contamos aquí:

En primer lugar, el directivo de la FAA marcó como primordial la realización de un vuelo de certificación y el despegue del 737 MAX analizando el software MCAS.

Posteriormente, la Junta Conjunta de Evaluación Operacional (JOEB, por sus siglas en inglés) realizará ejercicios en simulador para evaluar las propuestas de entrenamiento de Boeing y esto tomará de nueve a 10 días. 

Una vez que se complete esto, se realizará un addendum al reporte de la Junta de Estandarización de Vuelo (FSB, por sus siglas en inglés), en el cual se definirá los parámetros mínimos de entrenamiento. “Esto tomará unos días en completar” señaló Dickson.

Posteriormente, las autoridades estadounidenses publicarán los resultados y los abrirán al comentario público durante 15 días.

En general, todo el proceso combinado de la JOEB y la FSB tomará cerca de 30 días, si no hay eventualidades, añadió Dickson.

Después de esto, se preparará una documentación sobre el diseño final del 737 MAX. Una Junta Técnica verificará los cambios en el diseño; se establecerá una lista de Equipamiento Mínimo.

La FAA también publicará un documento llamado Notificación Continua de Aeronavegabilidad para la Comunidad Internacional (CANIC, por sus siglas en inglés), en el que se describirá las próximas acciones significativas de seguridad.

En seguida, la FAA publicará una Directiva de Aeronavegabilidad en donde informará a las aerolíneas de las acciones correctivas necesarias. “Uno o dos días después” la FAA levantaría el veto para operación comercial en Estados Unidos de la familia MAX.

Finalmente, la FAA entregará los certificados de aeronavegabilidad a cada uno de los aviones MAX a nivel mundial, a la par que las aerolíneas deberán recibir aprobación de sus planes individuales de entrenamiento por parte de los reguladores de sus países de operación.

Sin embargo, Dickson recordó que no hay un cronograma crucial y espera que todos los reguladores globales mantengan trabajos de cooperación estrecha técnica; de lo contrario, habrá diferencias en el momento en que regresará el jet a la operación comercial en todo el mundo.

Además de esto, Dickson anunció que espera realizar un vuelo de prueba de certificación en los próximos días, pero no dio una fecha exacta.

“Estamos siguiendo un proceso muy diligente y es importante que nos mantengamos enfocados en el desarrollo y no en la línea de tiempo (…) El vuelo de certificación es el próximo hito importante y una vez que se complete, creo que tendremos un poco más de claridad”, declaró Dickson.

Boeing no registró pedidos nuevos durante el mes de enero. Por otro lado, entregó 13 nuevos aviones: seis 787 Dreamliners, un par de 777, dos 767 y tres 737NG. Por su parte, Airbus contabilizó pedidos de 274 aeronaves comerciales durante el primer mes del año.

Facebook comments