Pasar al contenido principal
18/08/2022

Mi misión es mantener viva la historia de la aviación: entrevista con Manuel Cavero

Redaccion A21 / Domingo, 7 Abril 2019 - 21:19
“A quienes nos gusta la aviación y la traemos dentro, no nos la podemos extirpar aunque hagamos otras cosas”

Por Ricardo Capilla

Manuel Antonio Cavero Tello de Meneses, es un expiloto y amante de la aviación que actualmente realiza, junto con otros entusiastas, investigación sobre los acontecimientos más importantes de la historia de la aviación.

El proyecto de creación de efemérides (las cuales están disponibles en las redes sociales de A21) nació como una idea del capitán Ángel Luis Jiménez Aparicio. Todos los días, Manuel invierte hasta 8 horas en la creación de las efemérides del día y las comparte con un grupo de aficionados de los aviones.

“La aviación es mi vida. A pesar de que dejé de volar, sigo involucrado con la industria. A quienes realmente nos gusta y lo traemos dentro, no es algo que nos podamos extirpar a pesar de que hagas otras cosas dijo.

Manuel nació y fue criado en la Ciudad de México. Su padre fue mecánico de aviación, y aunque dice que el trabajo de su padre no influyó en su pasión, recuerda que desde pequeño sintió una atracción muy fuerte hacia los aviones.

Entre 1970 y 1973, Manuel comenzó a enviar cartas a fabricantes de aviones y aerolíneas para solicitar material sobre aviones y así saciar su curiosidad, logrando acumular alrededor de mil imágenes entre fotografías e impresiones y una cantidad similar de folletos y revistas.

“Era muy emocionante y divertido. Sobre todo cuando estás joven, en esa etapa en que tienes toda la vida por delante. Era muy bonito recibir el material de las empresas”.

Su primer acercamiento directo con la industria aérea se dio luego de que un gerente del fabricante de aviones Piper en México lo citara para hablar con él y le ofreciera un trabajo de medio tiempo en el aeropuerto. Manuel aceptó y así pudo ahorrar para pagar sus estudios como piloto.

Una vez egresado de la Escuela de Aviación Panamericana, hizo dos intentos para entrar a Mexicana de Aviación, pero no tuvo éxito. Uno de sus amigos de la escuela que ya trabajaba en Aeroméxico lo animó a presentarse en la aerolínea, en donde logró ingresar como piloto por cuatro meses.

“Volé todas las rutas nacionales: Chetumal, Cancún, Mérida, Tijuana, Acapulco, todas. Más Houston, Miami, Tucson y Los Ángeles a bordo de un DC-9”.

Tras esa corta temporada como piloto comercial, Manuel aprovechó para viajar a Europa y visitar museos dedicados a la aviación, y después de un tiempo decidió no renovar su licencia de piloto por cuestiones personales.

“He trabajado en mil y una cosas, pero nunca me separé de la aviación. Lo último que hice volando, y que fue lo más divertido que hice en mi vida fue la publicidad aérea en Acapulco, durante año y medio” añadió.

Entre los planes próximos que tiene Manuel está la digitalización de todo su archivo con el fin de preservarlo y donarlo al acervo de la Sociedad Mexicana de Estudios Aeronáuticos Latinoamericanos.

Facebook comments