Pasar al contenido principal
07/08/2022

Trabajadores impulsan recuperación de MRO

Redaccion A21 / Jueves, 30 Junio 2022 - 01:00
La operatividad actual se debe a la generosidad de sus empleados; ahora ellos son la prioridad, dicen directivos

Hace dos años que el centro de mantenimiento y reparación de aviones Mexicana MRO casi quiebra. En el 2020, el taller con más de 100 años de operación se quedó sin clientes y sin dinero para pagar la nómina; hoy la compañía está repartiendo utilidades y la plantilla laboral es más grande que antes de la pandemia, algo que se le debe a la generosidad de sus trabajadores, reconoce la directiva.  

En entrevista con A21, Rafael Gutiérrez Barajas, presidente del Consejo de Administración del taller, indicó que, aunque 2019 fue un año con una gestión sumamente difícil, se logró cerrar el periodo positivamente.

No obstante, 2020 fue una historia completamente distinta, debido a la disminución de vuelos en todo el mundo por el COVID-19, el taller se quedó sin clientes, con importantes deudas, y sin dinero para pagar su nómina. “No teníamos ningún recurso financiero, no teníamos caja. Lo único que teníamos eran deudas, debíamos mucho a Hacienda, a proveedores y a los trabajadores. Fue complicado”, refirió el capitán.

Durante más de un año y medio la organización aplicó una reducción salarial a todos los empleados, pagando durante los primeros tres meses únicamente 5 mil pesos por persona e incrementando gradualmente conforme el trabajo se recuperaba. 

Emilio Otero, director general de la compañía, explicó que el gran impulso que tomó el transporte de carga a nivel internacional durante la pandemia fue un factor que ayudó enormemente a la industria del MRO durante la crisis sanitaria. 

“Hemos renegociado acuerdos con muchas empresas tras haber pasado lo peor de la pandemia y también se han adquirido nuevos clientes; el que ya se hayan entregado utilidades a los trabajadores en el presente año, es un símbolo inequívoco de una adecuada recuperación”, declaró el directivo. 

Luego de tres meses de declarada la pandemia, Mexicana MRO no tuvo de otra que recurrir a despidos y jubilaciones para reducir la nómina y tener algunos recursos para el resto de empleados. “Ilusamente pensamos que si conseguíamos aguantar tres meses con la mayoría de los compañeros, cuando esto se volviera a recuperar, el taller con la plantilla más alta sería el que más rápidamente podría recuperarse, pero tuvimos que enfrentarnos a muchos problemas durante meses”, dijo Gutiérrez Barajas. 

Si bien se tuvo que despedir y jubilar a mucha gente valiosa, la administración optó por retener al personal con mayor experiencia en el trabajo, de modo que al reiniciar operaciones, se contara con elementos preparados para abordar cualquier tipo de reparación necesaria. 

Actualmente, hemos recuperado a mucha gente y Mexicana MRO cuenta con una plantilla de mil 530 trabajadores.

Durante lo más álgido de la pandemia, la situación del taller se agravó debido a que la empresa no estaba sujeta a crédito financiero -puntualizó Gutiérrez Barajas-, gran parte de la recuperación fue posible debido a la ayuda de los propios empleados a través de “préstamos a sí mismos”. 

“Gracias a eso estamos hoy aquí. Si no hubiéramos tenido ese apoyo lo más seguro es que hubiéramos cerrado”, aseveró el presidente del Consejo de Administración.

“El hecho de que hoy en día sea una empresa operativa, se debe en gran medida a la generosidad de los compañeros que se bajaron el suelo a un nivel de sobrevivencia. Actualmente ellos son nuestra prioridad”, señaló por su parte Emilio Otero. 

En 2021 el taller logró saldar su deuda con Hacienda, y a principios de este año se terminaron de cubrir todos los adeudos que se tenían con sus trabajadores, a tal grado que fue posible el pago de utilidades, aseguró Gutiérrez Barajas. 

Ahora, la empresa tiene números positivos y está reclutando a otros 300 técnicos para atender la demanda de servicios de los más de 10 clientes de alta gama con los que cuenta.

Además de que buscará que la asamblea de accionistas apruebe el cambio de objetivo social de la empresa, para integrar servicios de transporte aéreo y servir como centro de adiestramiento de técnicos. “Si se logra esto, la empresa tendría la oportunidad de acceder a millones de dólares anuales por los servicios adicionales”, indicó Gutiérrez Barajas.

Asimismo, la empresa prepara un inventario de aeropartes para que sus clientes puedan usarlas, mientras dan reparación a componentes, haciendo que el operador no tenga que suspender las operaciones y que sea un tiempo mínimo, mientras se repara las piezas.

Según lo mencionado en la Semana de la Aviación MRO Latinoamérica, llevada a cabo en la Ciudad de México, entre los retos más importantes que enfrenta el MRO de Mexicana de Aviación, está la pérdida de personal con amplios conocimientos y experiencias en esa industria debido a las jubilaciones. Para resolver esta situación, Otero explicó que la empresa pretende recontratar al personal retirado para que lleve a cabo labores de capacitación a los empleados de nuevo ingreso. Sin embargo, legalmente el personal que se ha jubilado no puede ser contratado en la misma compañía en la que se jubiló, lo que genera un obstáculo que debe resolverse para conservar el conocimiento técnico entre su personal.

Facebook comments