Pasar al contenido principal
27/10/2021

Aerolíneas mexicanas recibirían más de 170 aviones

Daniel Martíne… / Miércoles, 4 Agosto 2021 - 22:19
Volaris prevé recibir hasta 94 aeronaves

Durante la próxima década, las aerolíneas mexicanas recibirán un total de 174 aviones nuevos, como parte de sus procesos de renovación y expansión de flota, de acuerdo con datos estadísticos proporcionados por las mismas aerolíneas y Airbus. 

El mercado aéreo mexicano es uno de los que han presentado una mejor recuperación en la región, liderada por las compañías de bajo coste. Para mantener su ventaja competitiva en costes, las compañías aéreas del país requieren aviones cada vez más nuevos y con ello más eficientes y con una mejor experiencia para el pasajero, señaló Eliseo Llamazares, miembro del Grupo Global de Aviación y Turismo en KPMG y responsable de Aviación y Turismo para Latinoamérica. 

De tal forma, Volaris actualmente tiene una orden pendiente por 94 nuevas aeronaves, de acuerdo con la lista de órdenes y pedidos de Airbus hasta el mes de junio. La compañía de bajo costo tiene un pedido total de 154 aviones y sólo ha recibido 60 hasta el momento. 

Sin embargo, para los próximos 18 meses, Volaris únicamente recibirá 25 nuevas aeronaves, llevando su flota a 113 unidades para finales de 2022 y colocándose potencialmente cerca de Grupo Aeroméxico, compañía que todavía se mantiene como la operadora más grande del país por el tamaño de su plantilla de aviones. 

La otra compañía de bajo costo, Viva Aerobus, recibió esta semana su avión número 50 y prevé recibir hasta 40 nuevas unidades entre los próximos cinco a seis años, según declaró Juan Carlos Zuazua, director general de la línea aérea. 

"Para nosotros, México es el segundo mercado más grande de la región, sólo después de Brasil. Por ello vemos con buenos ojos el crecimiento del mercado mexicano, ya que creemos firmemente que la aviación apoya el desarrollo de la economía, es un auténtico promotor del comercio internacional y es un importante generador de empleos", señaló Arturo Barreira, Presidente de Airbus para América Latina y el Caribe. 

“Por el lado de las compañías tradicionales, para poder competir en este mercado cada vez más exigente, requieren renovar su flota y adaptarlo a las condiciones actuales de mercado”, añadió Llamazares. 

Pese a estar en un proceso de reorganización financiera bajo el Capítulo 11 de la Ley de Quiebras, Grupo Aeroméxico prevé recibir hasta 40 nuevos aviones en los próximos años. 

La aerolínea del caballero águila y Boeing tienen un acuerdo para la recepción de hasta 28 nuevas unidades, divididas en 20 aviones B737 MAX, cuatro B737-800 y cuatro B787 Dreamliners. 

Asimismo, Aeroméxico y Dubai Aerospace Enterprise buscan el arrendamiento de hasta 12 nuevos aviones B737 MAX, a través de una carta de intención que actualmente es analizada por la Corte del Distrito Sur de Nueva York que lleva el proceso de Capítulo 11 de la compañía mexicana. 

“Para Aeroméxico siempre ha sido una prioridad ofrecer una experiencia de viaje del más alto nivel (...) Tener aviones que ofrecen mayor eficiencia en consumo de combustible y cada vez más amigables con el medio ambiente ha formado parte de nuestra estrategia desde hace varios años, y este es un paso crucial en el cumplimiento de este objetivo. Asimismo, la continuidad en nuestro plan de renovación de flota responde a la reactivación de operaciones en la industria, y refleja la fortaleza de Aeroméxico para seguir recuperando nuestra operación prepandemia”, señaló la aerolínea a A21. 

Previo a la pandemia del covid-19, Aeroméxico preparaba la renovación de su flota de aviones Embraer, y se analizaron dos opciones: la nueva familia E2 del fabricante brasileño o los A220 de Airbus. Sin embargo, la crisis puso en pausa estos planes y, al momento, “el plan de flota aún no se revela. Sigue en proceso”, señaló la aerolínea a A21.

De cara al futuro post pandemia, las aerolíneas mexicanas deberían analizar no sólo el mercado doméstico, pero todo el espectro regional en América del Norte y Sudamérica, añadió Llamazares, sobre todo, una vez que se saturen las conexiones nacionales (o se llene totalmente el hueco dejado por la salida de Interjet). 

“Para estas rutas, aeronaves como los Boeing MAX y los A321 LR o XLR son la pieza fundamental de esta estrategia”, finalizó el especialista. 

Facebook comments