Pasar al contenido principal
20/09/2021

Introduce Iberia nuevo modelo de entrenamiento para pilotos

Redacción A21 / Martes, 22 Junio 2021 - 12:08
Este tipo de formación permite detectar las necesidades de aprendizaje de cada piloto

Iberia se convirtió en la primera aerolínea europea en entrenar a sus pilotos con el modelo de entrenamiento EBT (Evidence-Based Training), que ayuda a incrementar la seguridad de las operaciones de vuelo.

De acuerdo con la aerolínea, durante el primer día de evaluación práctica en simulador se permitirá detectar las necesidades de aprendizaje de cada uno de los pilotos, y posteriormente, personalizar el tipo de entrenamiento con el fin de que el personal alcance su máximo nivel de destreza.

Rafael Jiménez Hoyos, director de producción de Iberia, el EBT se adapta a las necesidades de los aviones de última generación, lo que conlleva un cambio total en la formación de los pilotos.

Este tipo de entrenamiento, desarrollado por la Agencia de Transporte Aéreo Internacional, es descrito como una formación holística basada en las nueve competencias de la Agencia Europea de Seguridad Aérea, que incluyen la aplicación de procedimientos y cumplimiento de las normas, aplicación de conocimientos, comunicaciones, gestión de vuelo automático, gestión de vuelo manual, liderazgo y trabajo en equipo, resolución de problemas y toma de decisiones, conciencia situacional y gestión de la información y gestión de la carga de trabajo.

Con este modelo de instrucción se revisan las prioridades de entrenamiento a partir de evidencias y reportes de organismo internacionales sobre distintas generaciones de aviones y se distingue entre los fallos asociados a cada tipo de avión.

La aerolínea española comenzó con este modelo luego de tres años de transición en los que se ha combinado el entrenamiento tradicional anterior con parte del nuevo programa EBT.

“Ahora, entrenamos en los simuladores lo que realmente podría ocurrir en nuestras actuales cabinas de vuelo y, además, preparamos a nuestros pilotos en las capacidades que les permitirán reaccionar adecuadamente ante cualquier tipo de situación”, dijo Jiménez Hoyos.

Después del entrenamiento en simulador, el instructor y el alumno identificarán las actuaciones positivas y las oportunidades de aprendizaje para llevar a cabo un proceso de mejora continua.

El último paso será la evaluación en vuelo, en el cual, se constatará que el piloto aplica lo aprendido en un servicio real.

Facebook comments