Pasar al contenido principal
08/12/2021

Confía Interjet en volver a operar en 2022

Daniel Martíne… / Lunes, 7 Junio 2021 - 20:37
La aerolínea prevé salir del concurso mercantil este año; especialistas señalan que es poco probable

La nueva administración de Interjet prevé salir del concurso mercantil este año y volver a operar vuelos comerciales para 2022. Para efectuarlo, la compañía delineó un plan que incluye llegar a un acuerdo con acreedores y el fisco, pagar a trabajadores y levantar la huelga que permanece activa desde el 8 de enero de este año, señaló Carlos del Valle del Río, portavoz de la aerolínea.

En los últimos meses la aerolínea (que dejó de operar vuelos el 11 de diciembre del año pasado) ha estado trabajando en un acuerdo esperando obtener, al menos, el apoyo de los acreedores que poseen el 51% de la deuda total para que se pueda presentar y aprobar el plan de pago, señaló el portavoz en entrevista con A21.

En total, Interjet tiene una deuda de mil 250 millones de dólares con trabajadores, acreedores y el Servicio de Administración Tributaria. El portavoz de la aerolínea calificó este monto como una ‘deuda viva’ y señaló que posiblemente se reduzca conforme avance el proceso de Concurso Mercantil.

Después de lograr un acuerdo con acreedores y la llegada de capital fresco, espera pactar con los trabajadores el pago de los salarios vencidos y demás prestaciones, indicó Del Valle del Río. Ésta sería la gran noticia de todo el proceso, añadió.

Sin embargo, Francisco Rodríguez Nepote, abogado especialista en este rubro y asociado de Corona & Nepote Abogados, recordó que en todo proceso mercantil, los trabajadores son los que primero deben recibir su pago, ya que ellos no están vinculados al acuerdo que Interjet llegue con los acreedores.

Todos los pasos anteriores forman parte del concurso mercantil, pero, en un proceso como éste, los trabajadores tienen prioridad. “Para que el juez apruebe el convenio de Interjet con sus acreedores, debe considerar el pago de los adeudos laborales, de acuerdo con lo que dice el Artículo 153”, indicó el abogado especialista.

“Para un trabajador en huelga, sólo hay una buena noticia: que se les va a pagar y que tienen trabajo. Ninguna otra noticia es buena, y no les interesa que les digamos que estamos hablando con un fondo en Nueva York o que se llegó a un acuerdo con el SAT”, indicó el titular de comunicación de Interjet.

Posterior al acuerdo con los trabajadores, se debería levantar la huelga que actualmente mantienen los empleados de Interjet y la Sección 15 de la Confederación de Trabajadores de México (CTM). Una vez que esto ocurra, la nueva Interjet —como le llamó del Valle del Río— se prepararía para que la aerolínea opere de nuevo.

La administración de Del Valle estableció el 31 de diciembre como fecha límite para que todo esto ocurra, pese a que no es la primera fecha que habían planteado. En un inicio, se señaló que sería en junio o julio de 2021 Interjet podría operar nuevamente, un lapso calificado de comprometedor por parte de abogados especialistas en temas de concurso mercantil.  

Del Valle del Río admitió que la administración de Interjet ha cometido diversos errores en su comunicación con trabajadores y clientes, sin embargo, esperan que la aerolínea vuelva a operar, aunque en una escala mucho menor a la que tenía antes de la pandemia.

Abogados con especialidad en concursos mercantiles señalaron que es muy arriesgado y fantasioso decir que se saldrá de un proceso como éste en determinado tiempo, y que las declaraciones de Interjet sugieren un interés en atraer inversionistas que quieran participar en el rescate de la compañía.

La aerolínea está buscando nuevos fondos de inversión que quieran entrar al negocio de Interjet. En repetidas ocasiones, la familia del Valle ha señalado que ya hay nuevos inversionistas, e incluso señaló en el pasado a empresas como Lufthansa Consulting como posibles candidatos a brindar hasta mil millones de dólares. Sin embargo, estas compañías se han deslindado de toda responsabilidad y conexión con Interjet.

Originalmente, un despacho de abogados en representación de una empresa acreedora de Interjet inició un proceso de Concurso Mercantil para Interjet. Al hacerlo, intentó que fuera directamente a etapa de quiebra, pero la juez encargada de recibir el proceso no lo aceptó así, y en cambio, iniciará en etapa de conciliación, con el objetivo de que la aerolínea tenga una posibilidad de salir a flote. El lunes 7 de junio, Interjet se apersonó en el juzgado correspondiente a través del despacho Del Castillo y Castro.

De acuerdo con el Instituto Federal de Especialistas de Concurso Mercantil, de los 588 concursos mercantiles que han terminado desde el 2000, el 33% ha derivado en etapa de quiebra, mientras que en el 41% se ha llegado a un acuerdo entre las partes. Sólo dos aerolíneas mexicanas han entrado previamente a un concurso mercantil (Aerolíneas Mesoamericanas en 2009 y Mexicana de Aviación en 2010) y ninguna salió de éste. La primera entró directamente a fase de quiebra, mientras que la segunda buscó conciliar pero, finalmente, no lo logró.

El tiempo mínimo para que un concurso mercantil pueda terminar son 144 días hábiles, más seis meses, señaló Rodríguez Nepote, pero este es un plazo que nunca se cumple, debido a que existen amparos de por medio y procesos que pueden durar años, como el reconocimiento oficial de acreedores.

¿Y los pasajeros?

Un gran número de pasajeros fue afectado por el cese de operaciones de Interjet en 2020. Carlos del Valle no reveló el monto que se le debe a los viajeros que nunca abordaron su vuelo con la compañía y que, en su lugar, recibieron vouchers que no han podido redimir.

Esta falta de información se debe a que la nueva administración no ha podido rastrear todos los boletos comprados e, incluso señala, hay señales de fraude en algunos casos, aunque no dio un porcentaje de cuántos boletos podrían ser falsos.

Asimismo, la aerolínea no puede regresar el dinero a los viajeros en este momento, debido a dos razones: las cuentas de Interjet están intervenidas (por lo que cualquier monto va directamente al Servicio de Administración Tributaria) y porque los bancos han retenido el dinero de los pasajeros.

El portavoz de la aerolínea puso como ejemplo a American Express, compañía que retiene 32 millones de dólares de boletos vendidos por Interjet. La compañía bancaria quiere darle ese dinero a la aerolínea para que Interjet se lo pueda devolver a pasajeros, pero Interjet ha pedido que esto no suceda todavía, por lo que el asunto está envuelto en un trámite burocrático y fiscal.

Finalmente, el pasado viernes la Superintendencia de Transporte de Colombia convocó a Interjet a un proceso de insolvencia empresarial, luego de presentar una situación crítica de orden contable, financiero, jurídico y administrativo que afecta la prestación del servicio público de transporte aéreo. 

Facebook comments