Pasar al contenido principal
21/10/2021

Pide industria reducir costo de pruebas PCR

Redacción A21 / Martes, 4 Mayo 2021 - 14:03
Los costos de las pruebas no deben interponerse entre las personas y su libertad para viajar: IATA

La Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA) pidió a los gobiernos del mundo mantener las pruebas de detección de covid-19 a precios asequibles, con el fin de que el alto costo no sea un impedimento para la realización de viajes.

De acuerdo con Willie Walsh, director general de IATA, los costos de pruebas PCR, el tipo más requerido frecuentemente por gobiernos, varían ampliamente de un mercado a otro. De 16 países analizados, Francia es el único país que ha cumplido con la recomendación de la Organización Mundial de la Salud de que los gobiernos asuman los costos de pruebas para viajeros.

Los costos de las pruebas no deben interponerse entre las personas y su libertad para viajar. La mejor solución es que los costos sean asumidos por los gobiernos. Es su responsabilidad según las pautas de la OMS. No debemos permitir que el costo de las pruebas, en particular las pruebas de PCR, limite la libertad de viajar a los ricos o aquellos que pueden vacunarse”, enfatizó Walsh.

En los 15 mercados restantes, el costo mínimo para adquirir una prueba fue de 90 dólares, mientras que el máximo fue de 208, por lo que, aún tomando en cuenta el costo más bajo, agregar esa cantidad a las tarifas aéreas aumentaría drásticamente el costo de volar, llegando a duplicar el costo del viaje aseguró IATA.

“El impacto de los costos de las pruebas de COVID-19 en los viajes familiares sería aún más severo. Según los precios promedio de los boletos ($ 200) y las pruebas de PCR de gama baja promedio ($ 90) dos veces en cada sentido, un viaje para cuatro que hubiera costado $ 1,600 antes de COVID, podría casi duplicarse a $ 3,040, con $ 1440 como costos de prueba”.

El director de IATA señaló que la recuperación del tráfico aéreo internacional podría verse comprometida peligrosamente por los costos de pruebas, y aumentar el costo de las pruebas llevaría a sofocar la demanda.

“Los costes de las pruebas deben gestionarse mejor. Eso es fundamental si los gobiernos quieren salvar los empleos en el turismo y el transporte; y evitar limitar la libertad de viajar”, dijo Walsh.

Facebook comments