Pasar al contenido principal
05/12/2021

¿Por qué dejó Richard Branson el negocio de aerolíneas?

Rodrigo Anaya / Martes, 8 Agosto 2017 - 09:53

El famoso multimillonario inglés, Richard Branson, enunció los factores que lo orillaron a ceder el control accionario de Virgin Atlantic, resaltando la imposibilidad de poder crecer la red intercontinental de la aerolínea.

En una carta pública, Branson explicó que hay efectos negativos a la competencia en el mercado de aviación del Reino Unido, que lo desalentaron de continuar en el negocio de las aerolíneas.

Desde hace tiempo, el empresario inglés quiso incrementar su presencia de conectividad transatlántica, pero fue detenido por el acaparamiento de horarios de aterrizaje y despegue en los aeropuertos ingleses, así como por el control del mercado sostenido por American Airlines y British Airways.

Por tanto, Branson –quien fundó la línea aérea Virgin Atlantic en 1984– decidió que la única forma para poder abrir el mercado aéreo era entrar en una alianza aérea, por lo que el pasado 27 de julio vendió el 31 por ciento de sus acciones para otorgar el control accionario de su empresa aérea al consorcio franco-holandés, Air France-KLM.

Tuit de Branson ante el anuncio de la alianza con Air France-KLM y Delta (@richardbranson, Twitter).


No obstante, seguirá siendo el principal accionista individual con el 20 por ciento de acciones de Virgin Atlantic.

Otro factor que desalentó la permanencia de Branson en el sector aéreo fue el Brexit, al cual desaprueba. Dicha reconfiguración supranacional conllevará a tensas negociaciones entre las autoridades europeas y británicas para establecer un nuevo acuerdo aéreo entre ambas regiones para asegurar la conectividad aérea.

La semana pasada, Michael O'Leary, presidente de Ryanair, denunció que las aerolíneas de Europa continental –entre ellas, Air France– están presionando a sus gobiernos locales, con el fin de complicar la renegociación de un nuevo acuerdo aéreo con el Reino Unido, y procovar que los operadores británicos pierdan cuotas de mercado.

Asimismo, la situación cambiaria de la libra esterlina ante el Brexit no es muy alentadora, lo que ha provocado mayor precaución de los inversionistas.

Finalmente, y como consecuencia de los ataques terroristas del 11 de septiembre del 2001, el declive de la industria fue dramático, económicamente hablando, para él.

Facebook comments