Pasar al contenido principal
20/11/2018

México tiene hasta 2025 para consolidar su industria aeroespacial

Francisco Pazos / Miércoles, 16 Mayo 2018 - 16:32
La competitividad se diversificará hacia Asia, África y Europa del Este

La industria aeroespacial nacional cuenta con un horizonte de siete años para consolidar su ventaja en el entorno del mercado internacional, antes de que los gigantes asiáticos la rebasen y se diversifique la competitividad hacia otras regiones, principalmente en Asia, África y Europa del Este.

“La ventaja que tiene México ahorita, (...) tiene fecha de caducidad. A partir del 2025, la demanda no estará en América, estará en Asia. Probablemente si no consolidamos las oportunidades que tenemos se van a ir a otro mercado”, apuntó Luis Lizcano, director general de la Federación Mexicana de la Industria Aeroespacial (Femia).

En su participación en el foro "Tendencias y Perspectivas del Sector Aeroespacial en México", el ejecutivo detalló que para consolidar el mercado nacional en la cadena mundial, la Femia impulsa el desarrollo de la cadena de proveeduría nacional.

“Nosotros estamos haciendo nuestra parte con el Programa Nacional de Desarrollo de Proveedores, mediante el que tenemos a la fecha identificados 505 millones de dólares en contratos anuales”, señaló Lizcano.

 

Otros peligros

Pero la diversificación no es el único reto que afronta el sector. De acuerdo con un análisis presentado por el directivo, existen al menos cuatro amenazas más para el futuro de la industria aeroespacial en México.

Uno de los focos de alerta está puesto en la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) que aún no se ha definido, principalmente por parte del gobierno de Estados Unidos, destino de la mayor parte de las exportaciones mexicanas.

Lizcano detalló que aunque existe confianza en el futuro del TLCAN, la incertidumbre sobre los términos de la renegociación ya provocó un ligero “freno” en el porcentaje promedio de crecimiento anual. “Sobre todo la percepción que puede mandar a los inversionistas es sin duda una amenaza (…) pero tenemos confianza en que salga adelante y que esto se sólo un ‘tope’ en el camino”, expuso.

Los otros riesgos que Femia percibe están relacionados con demanda aeroespacial y contenido local, para lo que se necesitará mayor colaboración industrial. En este orden, otro reto es desarrollar el trabajo en equipo de los proveedores regionales.

Finalmente, el sector también podría verse afectado por la continuidad de las políticas públicas, que para Femia dependerá de que no existan cambios radicales tras la elección de un nuevo gobierno el 1 de julio próximo.

Facebook comments