Pasar al contenido principal
24/09/2018

¿Qué quieres ser de grande?

Carolina Ortiz / Lunes, 27 Marzo 2017 - 10:53

Es la pregunta que cada cierto tiempo le hago a mi hija de 3 años. Al respecto le propongo algunas alternativas: astronauta, abogada, ingeniera, piloto de aviones o piloto de helicópteros. Ella responde: piloto de helicópteros. Una respuesta que pese haber crecido rodeada de aviones ha sido constante desde la primera vez.

En contraste con esto, recuerdo claramente que hace algunos años en una clase de derecho le preguntaron a una compañera en qué se quería especializar; ella respondió derecho espacial. Toda la clase se llenó de carcajadas e incluso uno la llamo loca. Pese a esto, ella se mantuvo firme en su respuesta ese momento. Hoy en día sé que no se ha especializado en derecho espacial.

Aparentemente en el buscador Google, los resultados que reporta al buscar las palabras “aviación mujeres” y “aviación hombres” están más cerca del objetivo 5 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU “Lograr la igualdad entre los géneros y empoderar a todas las mujeres y las niñas” que de nuestra realidad . Al hacer la búsqueda, Google arroja "cerca de 633,000 resultados (0.42 segundos)” para las palabras aviación mujeres mientras que para las palabras aviación hombres indica “cerca de 651,000 resultados (0.43 segundos)”.

A primera vista, sin ahondar en el contenido, en el caso de las palabras “aviación hombres” las primeras imágenes que se ven son las de ciertos productos como gafas, mientras que en el caso de las palabras “aviación mujeres”, las primeras imágenes que se muestran son las de mujeres pilotos. ¿Qué nos dice esto?, algo que lo dejo para reflexión de los lectores.

Nuestra realidad: las mujeres que más se visualizan hoy en día en la aviación son pilotos. Pero esta no es la única carrera disponible para mujeres y hombres. En aviación existen ramas, técnicas, comerciales, industriales, de diseño, entre muchas otras, que se vinculan a la industria aeronáutica. Al analizar las cifras es evidente la demanda para estas ramas.

La OACI por ejemplo destaca que en los siguientes 20 años las aerolíneas tendrán que incorporar 25,000 nuevas aeronaves a su flota comercial. Esto se traduce en que para el 2026 necesitaremos 480,000 nuevos técnicos para mantener esta flota y cerca de 350,000 pilotos para volarla.

Airbus por su parte tiene alrededor de 65 diferentes áreas en las que se puede aplicar a un empleo. Llaman la atención áreas como propulsión & planta de energía, mecánica de fluidos y acústica, ensamble integración y compliance. Boeing por su parte incluye también áreas de suma importancia como la seguridad cibernética.

Frente a esta realidad: 1) ¿Qué estamos haciendo?, 2) ¿Quiénes serán beneficiados en caso de hacer algo? 3) ¿Quiénes son los llamados a hacer algo?. Respecto a la pregunta 2) y 3) la respuesta es corta y concisa: ¡TODOS! Todos nos beneficiamos de que no solo en la industria aeronáutica sino en todo el planeta rija un 50-50.

¿Qué estamos haciendo? Existen millones de iniciativas, una de ellas es la de la International Aviation Womens Associations, IAWA, que tiene como misión cultivar y promover a mujeres líderes en la industria aérea y aeroespacial a través de una red global.

En mi caso personal, justo cuando me estrenaba como madre y continuaba siendo abogada en aviación, Dios me llevo a una conferencia de liderazgo de mujeres. Cuestión que hoy en día fue el punto de partida para la iniciativa EMLA (Encuentro de Mujeres Líderes en Aviación).

A continuación les dejo 3 consejos para “hacer algo”:

1. Identifica una necesidad y plantea un solución
2. Busca aliados
3. Ejecuta tu iniciativa

Con el tiempo te darás cuenta que todo lo demás llega, siempre que personalmente estés convencida de la causa que te motiva.

Partner: CNLE Law
Twitter: @C22Ortiz

Facebook comments