Pasar al contenido principal
17/12/2018

Nueva capacidad de distribución: el mejor escenario para las aerolíneas

Redacción A21 / Lunes, 19 Noviembre 2018 - 14:00
En este artículo invitado, Elbson Quadros (SITA) y Marcelo Freire (ATPCO) nos revelan las ventajas del estándar NDC

Por Elbson Quadros, vicepresidente para América Latina, SITA; y Marcelo Freire, jefe para Sudamérica, ATPCO.

Estás por planear tus próximas vacaciones a las hermosas playas del Caribe. Tienes la fecha perfectamente definida pero te falta lo más importante: los boletos de avión.

Desde luego que esperas encontrar la mejor tarifa, entonces te planteas las dos soluciones que conoces para lograrlo: revisar una a una las aerolíneas que ofrecen el destino que buscas, o visitar una página que pueda arrojarte distintos resultados en una sola búsqueda.

Si, por cualquier razón, llegaras a considerar que la segunda opción es la mejor, entonces habrás elegido un sitio web que utiliza un sistema de distribución global (Global Distribution System, GDS).

¿Qué son los GDS?

Para lograr entender cómo funciona ese proceso, remontémonos varios años atrás antes de la llegada del internet a nuestras vidas, cuando los pedidos de boletos de avión se realizaban por teléfono. En la década de los 60, las líneas aéreas desarrollaron herramientas digitales para automatizar la forma de buscar y vender sus tarifas. Esta tecnología transformó completamente la forma en que la gente compraba sus pasajes y, consecuentemente, su forma de viajar. Dichas herramientas se hicieron más conocidas como GDS.

Básicamente, los GDS pueden definir como sistemas informáticos de reservas que facilitan la comercialización en tiempo real de las tarifas de las aerolíneas con quienes tienen acuerdos de distribución.

El proceso es el siguiente: las aerolíneas fijan tarifas, reglas y servicios auxiliares de acuerdo con sus estrategias corporativas. Luego, éstas condiciones son enviadas a los GDS, quienes compilan y procesan la información generando productos basados en estándares que aplican a todas las aerolíneas. Al finalizar el proceso, las agencias tienen acceso en tiempo real a los productos disponibles y pueden comparar las ofertas.

Por lo tanto, los GDS son intermediarios entre las compañías aéreas y las agencias que venden los boletos de avión al consumidor final, y sus ingresos provienen de las comisiones que cobran a las aerolíneas y/o a sus clientes.

Esto ha llevado a que, en los últimos tiempos, las aerolíneas hayan invertido en el desarrollo de sistemas que sean de su propiedad para reducir su dependencia a los GDS. Sin embargo, algunos de estos no son tan robustos, por ejemplo, algunas páginas web de aerolíneas están limitadas para combinar tarifas de diferentes vuelos de conexión (incluso con otras compañías aliadas) para formar un sólo boleto, mientras los GDS sí lo permiten.

Para resolver este problema, las aerolíneas comenzaron a moverse más allá de la web y los modelos tradicionales de distribución para incluir también a las llamadas apps (Application Programming Interfaces, API en inglés).

No obstante, debido a que las aerolínea y empresas tecnológicas estaban usando en el mercado diferentes versiones y lenguajes para distribuir la información a través de cada API, la comunicación comenzó a dificultarse en toda la industria. Entonces, para que los productos de las aerolíneas estuvieran representados en todos los canales de venta de la misma manera amigable para el consumidor, el desarrollo de estándares se convirtió en un tema fundamental.

Es así como surge una nueva capacidad de distribución (New Distribution Capability, NDC), un nuevo estándar tecnológico impulsado por la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA) para ser usado en conexiones API, permitiendo que las aerolíneas empleen un mismo protocolo tanto en sus canales directos (páginas web) como para conectarse con las agencias de viajes. Por lo tanto, no se trata de un cambio de modelo de negocio, sino de tecnología.

¿Por qué adoptar NDC?

La NDC permite a la agencia de viajes, al pasajero final e incluso a los GDS, usar la misma herramienta. De esta forma, todos serán capaces de ver en tiempo real la información sobre los productos ofrecidos, así como la manera en que ha sido construida la tarifa aérea.

A las aerolíneas les permite tener un mayor control sobre sus productos y personalizar la oferta, aumentando sus ingresos. No se trata únicamente de vender asientos sino también servicios auxiliares, además facilita una rápida y eficiente facturación para obtener la absoluta fidelidad del usuario.

Por su parte, el pasajero podrá acceder a un menú de compra de productos y servicios turísticos más diversificado, con la posibilidad de añadir servicios auxiliares. Por ejemplo, una vez en el avión, el usuario podrá continuar la experiencia al adquirir servicios adicionales a su viaje –como un tour por la ciudad– o reservar una conexión a su próximo destino.

Así, se resuelven algunas limitaciones de distribución actuales de la industria tales como la diferenciación del producto y el tiempo de comercialización.

Asimismo, cuando los consumidores interactúan con el sitio web de una aerolínea, ésta controla la oferta y adquiere una comprensión mucho más profunda de los gustos y aversiones de cada cliente, para evaluarlos frente a todas las demás solicitudes que se hacen a la aerolínea en un momento dado, lo cual contribuye a una mejor comunicación.

La aerolínea, a su vez, puede responder a la información del cliente sobre su producto, permitiendo que el consumidor tome decisiones mejor informado.

Ya me decidí por NDC… ¿qué sigue?

Como toda nueva tecnología, la implementación de NDC afronta bastantes desafíos antes de que pueda ocurrir una adopción masiva. Un ejemplo es que ahora nos encontramos en un esquema NDC versión 18.1, con alrededor de 6 versiones en operación desde que IATA lanzó este estándar en 2012. Aunado a ello, algunas aerolíneas han decidido construir sobre dicho esquema para personalizarlo. Esto significa que hoy en día existen más de 140 empresas que manejan múltiples versiones de NDC, y que hasta la fecha no son compatibles con versiones anteriores.

Otro reto es la cantidad de conexiones requeridas, ya que puede haber cientos de ellas, y la complejidad en la configuración de las mismas se complica aún más en la medida en que la escala se expande.

Por lo tanto, si la aerolínea ha decidido implementar esta nueva tendencia, deberá considerar: ¿cómo se conectarán los vendedores con las API de NDC? y ¿cuentan con los recursos suficientes para conectar su NDC API a cientos de vendedores posibles? 

Si la expectativa es conectarse con un número limitado de vendedores de viajes, seguramente el departamento de Informática de las aerolíneas tiene las habilidades XML necesarias. Pero, como probablemente haya varias agencias de viajes ansiosas por estar conectadas, puede toparse con una "acumulación de conexión" cada vez más extensa, añadiendo complejidad a la administración y priorización.

Una vez que se ha establecido la conexión, y dependiendo de la complejidad de los planes de distribución directa, la aerolínea tendrá que decidir si desea absorber el costo adicional del desarrollo de todas las habilidades tecnológicas requeridas.

Para evitar que ésto ejerza una presión adicional sobre presupuestos designados, aquellos que se decidan a dar el paso hacia NDC por lo menos tendrán que:

•    Absorber el costo de implementar y mantener cada conexión de socio individualmente.
•    Administrar la interoperabilidad entre diferentes proveedores independientemente del esquema de NDC.
•    Mantener e implementar personalizaciones adicionales requeridas por la aerolínea.
•    Considerar cómo administrar la seguridad de los datos y del sistema mediante el uso de interfaces abiertas de programación API para los nuevos desarrolladores.

NDC Exchange: ruta directa

Al considerar la ruta de implementación de NDC, cabe la posibilidad de contar con contenido enriquecido basado en información digital adicional como imágenes, videos, audio u otros elementos que describan un producto y que sea compatible con los esquemas de compras NDC. Este contenido hará más fácil para una aerolínea diferenciar su marca y ofertas de otras.

Entonces, hay que contemplar si se pueden absorber los costos de integración adicionales para incluir tecnología de contenido enriquecido, como es el caso de Routehappy de ATPCO, u otras a conveniencia.

Aunado a ello, el tiempo de comercialización es a menudo una consideración clave para las aerolíneas, y NDC ha permitido un enfoque de venta entre empresas (B2B) configurable que, dependiendo de la capacidad y eficiencia de la aerolínea y sus proveedores, puede tomar tiempo en conectar a un nuevo vendedor.

Así, un centro de NDC estandarizado e impulsado por la industria es un enfoque alternativo eficaz para reducir tanto el tiempo de comercialización como los costos de inversión en tecnología necesarios para conectar a nuevos vendedores.

Si, por otro lado, la aerolínea forma parte de una alianza y quisiera disfrutar de los beneficios de NDC al vender productos entregados por tus socios, tendrá que considerar cómo buscar, conectar y relacionarse con sus aerolíneas asociadas.

Por estas razones, ATPCO y SITA unieron fuerzas en 2017 para brindar a la industria del transporte aéreo la solución NDC Exchange, una plataforma creada para una rápida adopción del estándar NDC de IATA para tarifas aéreas y ventas auxiliares, que a su vez reducirá el costo asociado al cumplimiento del esquema por las aerolíneas .

En este sentido, NDC Exchange funciona como un centro neurálgico que realiza transformaciones de mensajes en tiempo real entre aerolíneas y vendedores, y admite múltiples estándares y versiones de la industria. Así, proporciona conectividad API simple y rentable para las aerolíneas y sus socios con el fin de facilitar el intercambio de datos.

El servicio ya fue probado con éxito por varias aerolíneas importantes. Tal es el ejemplo más reciente de Air Canada en el aeropuerto internacional Washington-Dulles de los Estados Unidos.

Facebook comments