Pasar al contenido principal
17/12/2018

El NAICM: el drama continúa

Rodrigo Soto-Morales / Domingo, 2 Diciembre 2018 - 17:59

Twitter: @rsotomorales

Que nadie se confunda con relación a la oferta de compra de bonos; el cuarto acuerdo tomado en la sesión del Consejo de Administración del GACM con sus miembros ya instalados que consta en la minuta que circuló ayer en los medios, es muy claro:

  • "[...]Los bonos se emitieron bajo la ley de NY, que posibilita calificar los bonos en default técnico en ciertos casos. El riesgo más serio para las cuatro series de bonos de NAICM es el anuncio oficial de la cancelación del proyecto. Hasta hoy solo eran declaraciones de ciudadanos pero el lunes será posición de autoridad.  Se requiere tomar medidas inmediatas para mitigar el riesgo:

- Lunes a la 7 am de NY se emitirá una oferta de compra hasta por $1.8 mil millones de dólares de los bonos, en subasta desde $0.90 USD y hasta par de los bonos.

- Se cubre así el vacío de información, con acción muy concreta y que da certeza a los inversionistas. Se considera un trato justo para estos.

La propuesta se hará válida en los siguientes 20 días hábiles, se busca que haya suficientes propuestas de aceptación para poder anunciar el cierre de la operación del NAIM en la segunda quincena de diciembre [...]."

Si, la postura del cierre de operaciones, es decir, de la cancelación del proyecto del NAICM  continúa. Lo único que se pretende es que la calificación de los bonos no caiga en default y sean todavía instrumentos bursátiles con valor y así no pierdan tanto dinero los titulares de los mismos y se mejore la calificación del Gobierno Federal y de Pemex.

En una oferta de compra de bonos, “el oferente” (en este caso GACM), lanza una invitación a los titulares de los bonos (a quienes los hayan comprado), es decir, que sean todavía canjeables y hayan sido liquidados, para que presenten sus bonos en circulación y proceder a su compra por parte de GACM.  Así, los titulares cuyos bonos estén en circulación recibirán un precio de compra en efectivo lo menos castigado posible, o mejor dicho, con el respaldo ofrecido por las cantidades señaladas en la oferta.

Para financiar el proyecto del NAICM, el Gobierno Federal, a través de GACM hizo distintas OPV (Ofertas públicas de venta) de bonos:

  • Emisión de bonos por USD 2,000 millones 2026 y 2046

  • Emisión de bonos por USD 4,000 millones 2028 2047

Los bonos son valores que representan una deuda que tiene el emisor con las personas que los adquieren. Una vez transcurra el periodo pactado, el emisor debe devolver el monto de la inversión al titular del bono, más una suma de dinero equivalente a los intereses que se comprometió a pagar.

En este caso se trató de bonos de deuda pública; es decir, los que son emitidos por las entidades del sector público o aquellas en las cuales la participación del Gobierno supera el 51%. Existen bonos de deuda pública interna y externa mediante los cuales el Gobierno Nacional obtiene recursos para financiar sus actividades.

Nuestro caso son bonos verdes (green bonds) de deuda pública externa, que es aquella deuda contraída con entidades o personas en el exterior y suele estar denominada en moneda extranjera (como es el caso en USD --dólares estadounidenses--); la cual es colocada, transada y cumplida en los mercados externos, por ejemplo, el de Nueva York.

Cuando se invierte en un bono para mantenerlo hasta su vencimiento, la rentabilidad nominal equivale a los intereses a que se comprometió a pagar el emisor. Si bien en este caso conocemos cuál será la ganancia futura, es importante que evaluemos la posibilidad, de que el emisor incumpla dicho pago.

Por otra parte, cuando se decide invertir en el mercado de renta fija es necesario ser consciente de que hay exposición a una rentabilidad variable, la cual está atada a las volatilidades de las tasas de interés y del mercado. Es importante tener presente que existe una relación inversa entre el precio y la tasa del bono. Es decir, que si las tasas de interés del mercado suben, el precio de la inversión disminuye y por ende la rentabilidad de la misma. Por el contrario, si las tasas de interés del mercado bajan, el precio de la inversión aumenta y así mismo su rendimiento.

Lo habitual es que los bonos de Valor de Renta Fija tengan un vencimiento entre 5 y 10 años de modo que el inversor conoce la rentabilidad de antemano y al vencimiento, el emisor devolverá el capital más unos intereses que se pagarán de forma periódica. En general se emiten al portador y son negociados en Bolsa.

BONOS BASURA.- Este es el riesgo que afectaba a los inversionistas y por tanto a la calificación de inversión en México después del anuncio de la cancelación del NAICM, pues se se convertirían en bonos emitidos con un alto interés o rentabilidad debido al elevado riesgo al que se encuentra sujetos.

Así que, por lo pronto no hay que “echar campanas al vuelo”, la decisión sigue firme y el proyecto del NAICM cancelado. Aunque exista la posibilidad remota y no descartable que en estos 20 días se intensifiquen las negociaciones entre posibles y potenciales concesionarios o adquirentes del proyecto, ya sea mediante concesión o privatización. Por eso los acuerdos de la minuta del consejo hablan de que “la intención es evaluar el plan estratégico para tomar las decisiones sobre las acciones a tomar".

Algunos ingenuos no perdemos las esperanza, pues como decía Cicerón: “La política es el teatro de los posible” y como agrego yo: “con Andrés Manuel… más aún”.

Facebook comments