Pasar al contenido principal
18/10/2019

Incertidumbre y oposición de pobladores en Santa Lucía

Redacción A21 / Miércoles, 5 Junio 2019 - 21:25

La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) realizó un foro público para brindar la información más reciente sobre la construcción del aeropuerto de Santa Lucía, en donde la respuesta de los pobladores fue de rechazo respecto a las medidas que el presidente Andrés Manuel López Obrador planea implementar.

La reunión se llevó a cabo en el municipio de Zumpango, Estado de México, con la presencia de autoridades del Ejército e investigadores del Instituto de Ingeniería de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), quienes se encargaron de presentar a cerca de 300 pobladores de las cercanías a la Base Aérea de santa Lucía información sobre el proyecto de la construcción del aeropuerto. 

El principal descontento de lo pobladores giró en torno a la adquisición de las tierras que planean usarse para la construcción del aeropuerto, ya que según lo informado la semana pasada por Sedena, serán negociadas con los propietarios ejidales, pero en caso de no llegar a ningún arreglo, serán expropiadas.

Otro de los temas que más preocupan a los pobladores es el desabasto de agua que esperan experimentar las comunidades aledañas a la construcción. Jesús Mejía Gómez, del Instituto de Ingeniería de la UNAM, explicó que el nuevo aeropuerto requeriría de 6 mil metros cúbicos de líquido al día, lo que equivaldría a 184 veces menos del consumo público urbano, por lo que no habría peligro de desabasto para la población.

Los asistentes al foro preguntaron cómo se evitaría el daño a la flora y fauna de la región, y la forma en que se manejaría el patrimonio arqueológico, e indicaron que el estudio de la que la manifestación de impacto ambiental (MIA) elaborada por el Ejército y el Instituto de Ingeniería de la UNAM carecía de evaluaciones realistas y de conclusiones certeras.

Por otro lado, el teniente coronel Luis Enrique Calderón Fernández, del Agrupamiento de Ingenieros de Santa Lucía, detalló que en el nuevo aeropuerto podrían recibirse 350 mil toneladas de mercancías en 10 posiciones de contacto, con miras a llegar a 700 mil, y almacenar hasta 75 mil litros de combustibe.

Finalmente reiteró que habrá tres pistas en las cuales podrían operar aviones de grandes dimensiones, con el objetivo de que, en su fase inicial, la terminal pueda recibir 20 millones de pasajeros al año, para escalar hasta los 80 millones una vez que la obra alcance su máxima capacidad.

Facebook comments