Pasar al contenido principal
23/05/2019

En costos por cancelación del NAICM, “todo está calculado”: Mario Delgado

Francisco Pazos / Jueves, 1 Noviembre 2018 - 16:30
Líder de diputados de Morena aseguró que el presupuesto 2019 incluirá fondos para Santa Lucía

Tras la decisión del Gobierno electo de cancelar el Nuevo Aeropuerto en Texcoco, Mario Delgado, coordinador de la fracción parlamentaria de Morena en la Cámara de Diputados, aseguró que los montos finales para el pago de multas e indemnizaciones a los empresarios y contratistas estarán garantizados dentro del proyecto de presupuesto 2019, que la Cámara Baja recibirá a más tardar el 15 de diciembre próximo.

“Ayer se iniciaron las reuniones y los empresarios salieron muy satisfechos. Todas las negociaciones se llevarán a cabo conforme y con apego de la ley. Lo que se requiera de esas cancelaciones o indemnizaciones vendrá en el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2019; no se va a generar ningún abuso o incertidumbre, afirmó Delgado Carrillo.

El también presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) en San Lázaro indicó que los recursos se tomarán del ahorro en inversión pública que se “tenía presupuestado vía el PEF y que es una bolsa que ya no se va a utilizar para Texcoco”. Según el equipo de transición, estos ascienden a los 88 mil millones de pesos (mdp).

No obstante, el legislador no dio detalles sobre el monto de recursos fiscales que se destinará a pagar las cancelaciones por contratos asociados a la infraestructura cancelada, ni tampoco ofreció un estimado del presupuesto que se etiquetará para arrancar el proyecto de Santa Lucía.

Lo que Delgado sí dijo es que estos recursos contemplarán el desarrollo del proyecto ejecutivo, que incluye la construcción dos pistas, un edificio terminal y las vías de conectividad con la Ciudad de México, entre otras obras.

Sobre los tenedores de bonos por 6 mil millones de dólares que se emitieron para financiar Texcoco, el líder de la bancada de Morena dijo que tienen su rendimiento garantizado, porque éste se basa en la generación de ingresos a partir del impuesto (TUA) que se cobra a los usuarios del actual aeropuerto de la Ciudad de México, “tal y como está establecido en los contratos, que son públicos”, agregó.

De acuerdo con el plan del Gobierno entrante, se analiza una estrategia presupuestaria que no genere presiones a las finanzas públicas, por lo que buscan alternativas de financiamiento: “todo está calculado”, enfatizó Delgado.
 

¿Consultar lo consultado?

Respecto a la consulta nacional realizada del 25 al 28 de octubre pasados y que definió el destino del Nuevo Aeropuerto, el presidente de la Jucopo respaldó el resultado por el cual, de acuerdo con los organizadores, un 70% de los casi 1.1 millones de participantes se decantó por la opción Santa Lucía.

No obstante, consideró que este mecanismo no se repetirá durante la administración de Andrés Manuel López Obrador, pues el grupo parlamentario que lidera ya presentó reformas al Pleno para modificar y ampliar las posibilidades del artículo 35 constitucional.

Finalmente, y al ser cuestionado sobre la posibilidad de que el eventual aeropuerto de Santa Lucía también sea sometido a referéndum como ocurrió con Texcoco, el legislador evitó dar una respuesta y sólo apuntó que las reformas buscan ampliar la certeza en los proyectos de infraestructura.

Facebook comments