Pasar al contenido principal
19/10/2019

ITC revela por qué desechó tarifas de Serie C

Redacción A21 / Jueves, 15 Febrero 2018 - 17:23

La Comisión Internacional de Comercio (ITC por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos informó esta semana que decidió desechar la propuesta de imponer tarifas de importación a los aviones Serie C de Bombadier debido a que Boeing, principal impulsor de la querella, no percibió pérdidas de ventas o ingresos por una orden de Delta Air Lines al fabricante aeronáutico canadiense.

En su reporte, la ITC indicó que la adquisición de 75 aviones de la Serie C por parte de la aerolínea con sede en Atlanta no distorsiona la competitividad del mercado de aeronaves en la Unión Americana.

Asimismo, el órgano comercial señaló que la configuración de asientos del 737 MAX, avión de menor capacidad de Boeing, contra la del CS100 de Bombardier, difiere al grado de no caer dentro del mismo nicho de mercado.

Por una parte, los aviones de la Serie C pueden transportar hasta 110 pasajeros, mientras que los 737 tienen una capacidad máxima de 172 asientos.

Además, la ITC rechazó que los aviones de la Serie C depreciarían la cotización de aviones hechos en Estados Unidos, ya que sería algo fuera de lo común que el consorcio canadiense ofreciera a otros operadores descuentos similares a los que otorgó a Delta por un pedido de esta magnitud.

Hasta el momento, Boeing no ha comenzado el proceso de apelación del fallo ante la Corte de Comercio Internacional de los Estados Unidos, lo cual ha generado incertidumbre acerca de si acaso este consorcio recurrirá a otro recurso legal.

Al respecto, Dan Pearson, ex presidente de la ITC, comentó a Reuters que Boeing ha invertido millones de dólares en este caso, mientras que la decisión de apelar no les representaría una inversión sustancial.

Agregó que Boeing podría presionar a través de la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), no obstante que los representantes estadounidenses actualmente buscan eliminar el mecanismo de disputas comerciales, al considerar que este ha desfavorecido a las empresas estadounidenses en el pasado.

Pese a todo ello, Pearson estima que la relación comercial entre ambos países se fortalecerá como consecuencia de este fallo, aún si Estados Unidos decide abandonar el TLCAN.

Facebook comments