Pasar al contenido principal
21/05/2018

Descartan ataque terrorista en accidente de Saratov

Redacción A21 / Martes, 13 Febrero 2018 - 11:30

El accidente aéreo del pasado 11 de febrero, que involucró un Antonov-148 de Saratov Airlines que se estrelló después de despegar del Aeropuerto Internacional Domodedovo en Rusia, no fue provocado por un ataque terrorista según lo detalló Svetlana Petrenko, representante del Comité de Investigación de Rusia.

Petrenko detalló que se estudiarán varias hipótesis de la causa de este accidente dentro de los procesos de investigaciones preliminares y se investigarán aspectos técnicos de la aeronave, la actividad de la línea aérea, las condiciones del avión y la preparación profesional de los pilotos.

Hasta el momento, los investigadores determinaron que el avión estalló cuando tocó tierra y algunos testigos oculares afirmaron que una parte del avión estaba en llamas antes de que cayera del aire.

Agregaron que el avión no se partió a la mitad en el aire y que se deshizó su estructura después de haber chocado contra el suelo.

Una de las teorías más factibles que explican el desastre aéreo argumentan que el mantenimiento de la aeronave previo a su vuelo no se hizo en su totalidad y que no se revisaron los niveles de anticongelantes.

Otra explicación de este incidente propone que una de las turbinas del avión explotó, ya que una de estas cayó antes de que el avión tocará suelo.

De acuerdo al Comité Interestatal de Aviación de Rusia, el accidente pudo haber ocurrido debido a que los sensores de velocidad se congelaron, por lo que los pilotos recibieron datos erróneos.

Al parecer las informaciones del registrador indican que dos minutos y treinta segundos después del despegue comenzaron a producirse divergencias entre los indicadores de velocidad del piloto y copiloto", señala la agencia EFE.

Asimismo, Elena Voronova, representante de Saratov Airlines, comentó que uno de los pilotos había acumulado más de 5 mil horas de vuelo comercial, 2 mil 800 de las cuales las realizó en un Antonov-148, mientras que el otro piloto tenía 812 horas de experiencia aérea.

Por lo pronto, las autoridades rusas recobraron una de las dos cajas negras en la noche despues del incidente, mientras que la segunda fue hallada en las primeras horas del 12 de febrero y se reportó que estaba en buenas condiciones.

Con el accidente de Saratov Airlines, se rompió una racha de 440 días sin accidentes aéreos en vuelos comerciales, el periodo más largo en la historia.

Un historial de anomalías y aviones viejos

Saratov Airlines es una pequeña aerolínea rusa que en la actualidad opera principalmente al interior de Rusia y sólo tiene dos conexiones al extranjero, a Armenia y Georgia, luego de que, en 2015 el gobierno ruso le prohibiera realizar vuelos fuera de su país tras un escándalo de corrupción.

En ese año, la Agencia de Transporte Aéreo de la Federación Rusa descubrió una violación de las regulaciones aéreas de aquel país por parte de Saratov, al encontrar durante una inspección sorpresa, que los pasajeros podían ingresar a las cabinas de vuelo mientras el avión estaba en el aire. Esto provocó la medida rusa de prohibirle las conexiones internacionales a Saratov, que en ese momento mantenía destinos en Ucrania, Azerbaiyán y Montenegro.

Actualmente, Saratov Airlines cuenta con una flota de aviones viejos; el más antiguo es un Yakovlev Yak-42, el cual está en operaciones desde 1982, aunque cuentan con dos Embraer EMB-195s, que rentan a General Electric desde 2013, además de cuatro aviones Antonov An-148s. El quinto Antonov que tenían fue el que se estrelló ayer.

Actualmente la aerolínea ofrece 73 rutas distintas en 43 destinos, la mayoría al interior de Rusia, y sus hubs principales son el Domodedovo de Moscú y el Aeropuerto Internacional Krasnoyarsk Yemelyanovo, en el este de Rusia.

Facebook comments