Pasar al contenido principal
28/05/2018

Plan Pro-Aéreo 2.0: nueva ruta, mismo destino

Jorge Castellanos / Jueves, 7 Septiembre 2017 - 08:57
Revisión de metas del sector aeroespacial busca enraizar a la industria: FEMIA

Querétaro, QRO. En marzo de 2012, la Secretaría de Economía (SE) dio a conocer el Programa Estratégico Nacional de la Industria Aeroespacial (Pro-Aéreo) 2012-2020, documento rector que, entre otras metas, se propuso ubicar a México dentro de las primeras 10 naciones a nivel mundial en términos de exportaciones de esta industria.

Este 2017, y con el apoyo de la Federación Mexicana de la Industria Aeroespacial (FEMIA), los principales actores involucrados realizan una revisión de dicha estrategia, no para “cambiar por cambiar” sino para conservar lo que se ha hecho bien y ajustar lo que se puede mejorar, afirmó Luis Lizcano, director general de esta asociación del sector.

En entrevista con A21, el ejecutivo destacó que el Pro Aéreo 2.0 buscará ampliar la visión del plan inicial, pero con las circunstancias y el conocimiento con que se cuenta actualmente.

“Las estrategias necesitan ser más específicas y detalladas, acorde a las diferentes regiones de desarrollo de la industria aeroespacial que México tiene ahora, para seguir sosteniendo el paso bastante exitoso de crecimiento en el ritmo de actividad en el sector”.

Para ello, destacó la colaboración en este ejercicio tanto de funcionarios del gobierno federal como de empresarios y representantes de los clústeres aeroespaciales, todos con el firme objetivo de consolidar el desarrollo alcanzado y cerrar la brecha en aquellas zonas poco explotadas.

“Una de las áreas más importantes para poder enraizar la industria y lograr un desarrollo permanente, consiste en desarrollar la cadena de proveedores que opera en México”.

Para Lizcano, el escenario ideal de desarrollo involucraría a todas las compañías ya establecidas, sea cual sea su tamaño en la cadena de valor y su país de origen. Asimismo, previó que se estarían incorporando cada vez más PyMEs mexicanas (pequeñas y medianas empresas), a modo de lograr la meta de integración del 50 por ciento de manufactura nacional rumbo al 2020.

Continuidad y resultados

Cuestionado sobre cómo afectaría la coyuntura electoral de 2018 a esta revisión estratégica, el director de FEMIA consideró que "los cambios de administración cada vez impactan menos las tendencias de la economía o de sectores industriales específicos".

"Si bien es una circunstancia que tenemos que considerar, no es lo fundamental: aquí lo fundamental es seguir con un esfuerzo continuo que genere desarrollo en el sector", añadió.

No obstante, consideró que en cuestión de unos meses se cerrará este ejercicio, dado el rol primordial que juega el gobierno en el mismo.

“Debemos de estar generando los primeros resultados hacia finales de este año o principios del siguiente de esta revisión que se está haciendo”, aseguró.

Una de las dependencias que ha jugado un rol fundamental en Pro-Aéreo 2.0 es el Comité Nacional de Productividad de la SE, ente público-privado que impulsa la generación de políticas de fomento industrial, y que ha identificado al rubro aeroespacial como uno de los sectores con más alta productividad y con mejores perspectivas de crecimiento.

El plan original marcaba como meta del sector para 2020 el contar con 110 mil empleos directos y exportar más de 12 mil millones de dólares (mdd). Para esta segunda mitad del camino, se prevé que las exportaciones de la industria aeronáutica mexicana alcancen los 8 mil mdd, con más de 60 mil plazas ocupadas al cierre de 2017. ¿Se logrará el objetivo?

"Después de recorrer todos estos años y de haber vivido todas las circunstancias de la industria, vas aprendiendo y tus estrategias tienen más profundidad para poder realizarlas adecuadamente", puntualizó.

Facebook comments